• Regístrate
Estás leyendo: Marginales
Comparte esta noticia

Cable a tierra

Marginales

Marcela Moreno Casas

Publicidad
Publicidad

Cuando ignorancia y miedo se mezclan el resultado es peligroso. Le tememos a lo desconocido. Pocos saben que una de las novelas más llevadas al cine, Drácula, en realidad es una gran metáfora.

Los ingleses de la época victoriana temían a los extranjeros y sus costumbres exóticas. De ahí que Bram Stoker pensara en un rumano para personificar a un ser sobrenatural que seducía a las mujeres y se alimentaba de su sangre. El sitúa su origen en Transilvania. De alguna forma Stoker criticaba a los ingleses por temer a los extranjeros que pisaban sus tierras. Marginal es la palabra clave en esta narración.

Esos tiempos sombríos, donde se desdeña a lo que no se comprende siguen vigentes. Se etiqueta y se margina por un color distinto de piel, por una condición económica inferior, por pensar diferente, por ir contra corriente, por ser de otro país, por profesar una religión, por opinar contra lo establecido.

Señalamos a países como Estados Unidos por su presidente Donald Trump, quien abiertamente ha manifestado su deseo de retornar a una América blanca, anglosajona y de preferencia sin mexicanos. Sin embargo, habría que preguntar a los cientos de centroamericanos si los mexicanos somos tan o igual de “racistas” que nuestros vecinos.

No es lo mismo dirán, pero realmente al establecer fronteras con nuestros hermanos centroamericanos y expulsarlos del país estamos validando esos conceptos del “nacionalismo” y la defensa del México para los mexicanos. Los seres humanos llevamos en el ADN la defensa del territorio, como el resto del mundo. ¿Quién nos dio el derecho de segmentar a este mundo? Revisa la historia, me responderán. Y la historia me hablará del poder de unos cuantos, quienes dividieron al mundo para vencer.


@marmor68

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.