• Regístrate
Estás leyendo: Por qué se debilitó el peso
Comparte esta noticia
Viernes , 21.09.2018 / 17:24 Hoy

Mercados en perspectiva

Por qué se debilitó el peso

Manuel Juan Somoza

Publicidad
Publicidad

En las últimas dos semanas nuestra moneda empezó a perder terreno frente al dólar; desde nuestra óptica, no es una sola la causa de este fenómeno, sino la confluencia de varios eventos. En primer lugar, se endureció el discurso de la Reserva Federal de Estados Unidos y hoy se ve más claro que existe todo el interés de esta institución de subir una vez más la tasa de interés en un cuarto de punto en lo que resta del año. La señora Janet Yellen dijo claramente que la Fed no se podía arriesgar a detener el proceso de normalización de la tasa de interés y de repente encontrarse en un escenario de inflación fuera de control; por supuesto, estas declaraciones elevaron la probabilidad de alza de tasa de 35 a 70 por ciento, también el rendimiento de los bonos de diez años subió de 2.22 a 2.33 por ciento. Estos movimientos fortalecieron al dólar en su relación con monedas fuertes como el yen y el euro, de la misma manera que con monedas de países emergentes como es el peso mexicano.

Otro elemento que jugó en contra de nuestra moneda es que el optimismo inicial sobre una buena negociación del TLC ha disminuido un poco. Terminó la tercera ronda de negociaciones en Canadá y hubo adelantos en algunos temas como impulsar las Pymes, pero los temas difíciles siguen sin resolverse; éstos son el déficit de EU que ellos quieren eliminar a toda costa, las reglas de origen que quieren cambiar para que sea obligatorio más contenido de productos estadunidenses en demérito de contenidos mexicanos o canadienses o de otros países, lo cual no parece racional. Por supuesto, está el asunto de cómo y en dónde resolver las controversias y el costo de la mano de obra; en resumen, todo lo difícil está pendiente. A lo largo del año he manifestado mi escepticismo sobre esta negociación, la posibilidad de que lo suspendan temporalmente es media alta; espero que no tomen ese camino que sí nos lastimaría, igual que si lo cancelan (lo cual necesitaría autorización del Congreso). Lo que sí creo es que si logramos una negociación, algo nos van a quitar o, mejor dicho, algo nos va a costar, por lo que las malas noticias aún están por venir.

El peso es sensible a estos dos fenómenos, y la mala noticia es que si Trump logra sacar adelante su reforma fiscal, la Fed estará presionada a subir las tasas más rápido de lo que contempla el programa actual.

En mi opinión, de aquí a diciembre el peso estará presionado y el dólar podrá seguir subiendo, amén de que falta algo muy sensible para nuestra moneda —el proceso electoral. Si en diciembre ya se conocen todos los candidatos y Morena está encabezando las encuestas, el peso lo puede resentir.

info@cism.mx
@CISomozaMusi
www.cism.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.