• Regístrate
Estás leyendo: Los mercados financieros siguen muy sensibles
Comparte esta noticia

Mercados en perspectiva

Los mercados financieros siguen muy sensibles

Manuel Juan Somoza

Publicidad
Publicidad

Marzo ha resultado igual, si no es que más difícil para los mercados financieros del mundo occidental. Los bonos, las acciones y las monedas se han comportado con una volatilidad pocas veces vista. La principal fuente de inestabilidad viene de la nación económicamente más poderosa del mundo; las razones han sido de naturaleza distinta y es preciso decir que en Estados Unidos los niveles de los índices de los principales mercados accionarios —Dow Jones, S&P 500 y Nasdaq— se ubican desde principios de año en máximos históricos, lo cual contribuye a movimientos de venta por toma de utilidades.

Pero más allá de esas cuestiones técnicas y coyunturales, la perspectiva de mediano plazo —próximos 12 meses— para la economía estadunidense es bastante halagüeña.

Las empresas en general tendrán crecimientos en ventas y utilidades de dos dígitos debido a dos factores: una economía con fuerte crecimiento y menor carga fiscal para las empresas —sobre todo para las que tengan proyectos de inversión—, producto de la reforma fiscal recientemente aprobada.

En esa coyuntura, los mercados han resentido el gravísimo error de Facebook al perder el control de la seguridad de millones de sus clientes y más recientemente la obsesión del presidente Trump de castigar con impuestos a Amazon, líder en el mercado on line, con el prurito de que dicha empresa destruye empleos. Es cierto que el comercio en internet tendrá que tener un régimen fiscal (que hoy no es claro ), pero que deberá aplicarse a todas las empresas que estén en este giro y no solo a Amazon; además, es absurdo tratar de combatir un mecanismo mundial de gran aceptación por los consumidores, que si les gusta es porque ofrece a éstos grandes beneficios.

Trump comete un gran error al tratar de modificar hábitos de comercio que hoy ya son imposibles de frenar. En lugar de ir contra el avance tecnológico debería motivar a quelas empresas inviertan más en tecnología, lo cual, per se, creará empleos distintos con mayor valor agregado y mejor retribuidos.

La volatilidad tan brusca en los mercados accionarios también ha afectado las operaciones de bonos, que se han beneficiado con flujos transitorios de inversionistas que se retiran de los activos productivos en tanto las cosas se ordenan, y no tengo duda que esto se logrará a pesar de las sorpresas que puede traer el presidente con objetivos que ni él mismo puede explicar. El alza en el precio de los bonos y la consecuente baja en el rendimiento de los mismos, sobre todo de los que emite su gobierno para financiar su enorme déficit, dificulta la tarea de la Reserva Federal para tratar de normalizar la tasa de interés en los próximos dos años. Si la Fed no logra su cometido, el peligro está en que el día menos pensado aparecerá la inflación y las tasas de interés podrán destruir los logros alcanzados; no sobra decir que este escenario sería desastroso no solo para Estados Unidos, sino para todo el mundo occidental.

info@cism.mx
@CISomozaMusi
www.cism.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.