• Regístrate
Estás leyendo: 2017-09-08
Comparte esta noticia
Domingo , 27.05.2018 / 00:39 Hoy

Mercados en perspectiva

2017-09-08

Manuel Juan Somoza

Publicidad
Publicidad

Existen muchas y distintas opiniones entre los analistas en relación con si Banco de México subirá aún más la tasa de interés de referencia. Para poner al lector en contexto, les recuerdo que Banxico ha subido la tasa de referencia en los últimos 18 meses de 3.5 a 7 por ciento; esto contrasta con que en EU la Reserva Federal incrementó su tipo de 0.5 a 1.25 por ciento en el mismo periodo.

Obviamente la reacción de Banxico no estuvo provocada por las alzas de la Fed, sino por el hecho de que la inflación en México se empezó a disparar en los últimos meses de 2016; nuestro banco central no se equivocó con su alza de tasas, ya que a pesar de ellas la inflación acumulada en los últimos 12 meses, al 31 de agosto de este año, alcanzó la cifra de 6.66 por ciento.

La pregunta ahora es la siguiente: ¿qué hará Banxico lo que resta de este año si tomamos en cuenta que la Fed, lo más probable es que no haga nada de aquí a diciembre, pero la inflación en México sigue creciendo?

En mi opinión, Banxico no hará nada. Sabemos que la inflación aún puede seguir subiendo un poco más, pero todos los analistas están de acuerdo en que ya estamos muy cerca de ver que ésta empiece a declinar. También, lo más probable es que el cambio de tendencia se dé en la segunda quincena de septiembre y, además de lo anterior, todos (los analistas) coinciden en que en 2018 la inflación regresará a estar por debajo de 4 por ciento.

En este escenario no parece lógico que aunque la inflación siga creciendo un poco más, valga la pena subir la tasa hoy para tener que regresarla en el futuro cercano; por supuesto que hay escenarios más pesimistas, pero estos no tienen mucho sustento.

Un evento que sí podría poner a pensar a Banxico es si la Reserva Federal incrementara la tasa en lo que resta del año; sin embargo, aún frente a esto el banco central podría no hacer nada, toda vez que la diferencia entre la tasa mexicana y la estadunidense es muy amplia. Hace 18 meses la tasa mexicana era 3 puntos mayor que la de nuestros vecinos; hoy esa diferencia es de 5.75 puntos, lo suficiente para aguantar una subida de ellos de un cuarto de punto, y nosotros no hacer nada.

Pensando en 2018, lo que yo veo es que la tasa mexicana podrá empezar a disminuir un poco después de la contienda electoral, por supuesto, siempre y cuando la inflación ya esté en un canal de baja (por debajo de 4 por ciento), y las elecciones no hayan provocado incertidumbre y miedo entre los inversionistas.

info@cism.mx
@CISomozaMusi
www.cism.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.