• Regístrate
Estás leyendo: ¿Realmente nadie le avisó al Presidente?
Comparte esta noticia
Sábado , 15.12.2018 / 04:01 Hoy

Mercados en perspectiva

¿Realmente nadie le avisó al Presidente?

Manuel Juan Somoza

Publicidad
Publicidad

Me parece increíble que fuera hasta el último momento que saliera a la luz el problema potencial con los tenedores de bonos que se emitieron en Nueva York por 6 mil millones de dólares, que tenían por objeto financiar el fallido proyecto del NAIM.

Si el primer día hábil del nuevo gobierno se hubiera anunciado la cancelación del proyecto de Texcoco, los tenedores de los bonos habrían tenido el derecho de declarar en falta la emisión, y podrían haber exigido al gobierno mexicano el pago anticipado de los 6 mil millones de dólares de bonos, lo cual habría significado un enorme revés a las finanzas públicas; amén de que se podría haber provocado que alguna de las calificadoras internacionales de deuda hubiera degradado la calidad de la deuda soberana emitida por el gobierno Federal, así como la deuda emitida por Pemex y otras empresas del gobierno que tienen deuda en dólares colocada en los mercados internacionales.

¿Nadie le informo al Presidente de este problema potencial? Yo pienso que sí le dijeron, lo que no entiendo es por qué entonces el Sr. Presidente procedió como lo hizo; la verdad nunca lo vamos a saber, ahora lo importante es resolver el problema rápido y en forma eficiente y yo creo que no es algo fácil. Pareciera como que la recompra que se anunció por mil 800 millones de dólares sería suficiente para demostrar no solo buena fe, sino además solvencia.

La verdad los inversionistas no lo ven de la misma manera, y aunque el anuncio de la recompra marca una buena intención, esto no es suficiente para que los tenedores se sientan a gusto; no les gusta perder, sobre todo cuando el proyecto no falló sino simplemente se canceló, y nadie les dijo por qué, y ante una decisión de ese tipo dicen: me pediste dinero para hacer un aeropuerto, ahora por razones que no entiendo lo cancelas, pues devuélveme el dinero que te presté para un proyecto que ya no vas a llevar a cabo.

Si la recompra fuera exitosa los tenedores de los 4 mil 200 millones restantes seguramente exigirán para quedarse mejores garantías, ya que la garantía principal para el pago de la deuda era el TUA del actual aeropuerto, y una vez terminado el nuevo sería el TUA del nuevo; pero ya no habrá nuevo y el TUA del actual se deteriorará al habilitar Toluca. Lo de Santa Lucía nadie sabe cuándo será útil.

Fue muy desafortunada la decisión de cancelar Texcoco, ahora hay que implementar un programa de “Control de Daños” porque este tema de los bonos nos puede salir muy caro en muchos sentidos; en el económico por supuesto, y también en lo relacionado con el prestigio que ha mantenido la deuda mexicana colocada en los mercados
internacionales.

Nuestro historial ha sido buenísimo en los últimos 25 años no lo vayamos a ensuciar por esto. Buen prestigio significa que nuestros papeles sean bien recibidos, lo que ahorra mucho dinero en tasas de interés más atractivas.

Lo que hemos logrado en un cuarto de siglo, por favor no lo echemos a perder por una emisión de 6 mil millones de dólares.

info@cism.mx
CISomozaMusix
www.cism.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.