• Regístrate
Estás leyendo: La economía mexicana no está blindada
Comparte esta noticia

Mercados en perspectiva

La economía mexicana no está blindada

Manuel Juan Somoza

Publicidad
Publicidad

Siempre soy optimista, aun en las condiciones actuales donde no sé bien a bien cómo manejará el nuevo gobierno las cosas; estoy convencido de que el equipo económico es capaz y cuenta con los conocimientos para hacer las cosas en forma adecuada, lo que no sé es qué tanto el equipo político —que parece está formado por muchos personajes, no necesariamente con la misma ideología—,  no intervendrá en las decisiones económicas o no obstaculizará la labor de las autoridades hacendarias.

Hoy más que nunca México necesita fortalecer sus finanzas públicas, no se puede dejar de ver la historia, cada vez que los Estados Unidos caen en crisis y recesión, los efectos para la economía mexicana son devastadores, sobre todo cuando nos han agarrado mal preparados como fue en 1976 y 1982; sin embargo, a pesar de que la crisis del 2008 fue enorme en EU, nosotros la sufrimos con disminución  significativa en el crecimiento y pérdida de casi un millón de empleos, pero la inflación se mantuvo bajo control y el tipo de cambio reaccionó en forma moderada. La razón fue que en ese año estábamos mucho mejor preparados; la crisis del 94/95 ni la comento porque fue producto de grandes tonterías de la administración de Salinas, al terminar su periodo.

Independientemente de que el bajo crecimiento económico de nuestro vecino nos perjudica, otro elemento que nos lastima seriamente es cuando las tasas de interés empiezan a subir.

La salud de la economía norteamericana hoy se siente muy bien, aunque en un análisis más profundo empieza a dejar ver problemas potenciales hacia adelante, debido al crecimiento de su déficit fiscal y de su endeudamiento. El crecimiento que hoy es muy robusto tenderá a debilitarse el año entrante, ya que las tasas de interés forzosamente tendrán que subir más para evitar un sobre calentamiento; si no suben las tasas la inflación se presentará sin avisar y con fuerza, además de lo anterior es muy posible que el ciclo de crecimiento sostenido, que va a compilar 10 años, termine en el 2020.

Si la economía se maneja bien se podrá lograr un aterrizaje suave, pero si Trump se empecina en forzar el crecimiento con medidas y estímulos populistas, todo puede terminar en una severa recesión o crisis que nos afectará sin remedio.

Nuestra economía y nuestras finanzas no están blindadas, somos vulnerables ante un dólar más fuerte y tasas de interés en el exterior más altas, las finanzas de Pemex están comprometiendo la deuda del gobierno federal, es imperativo incrementar la extracción y exportación de crudo y no hacer inversiones costosas en refinación de muy larga recuperación; tenemos que tratar de incrementar las reservas del Banco de México, aunque muchos las consideran enormes en realidad son insuficientes, cuando se comparan con el tamaño de nuestro comercio  exterior. Tenemos que ser creativos para hacernos atractivos a la inversión extranjera directa, no vayamos  a caer en la soberbia de pensar que no la necesitamos.

Si con todo esto mantenemos un presupuesto equilibrado, seremos menos vulnerables; si el tema lo tomamos a la ligera, pondremos en peligro nuestra estabilidad.

infor@cism.mx
www.cism.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.