• Regístrate
Estás leyendo: Una visión tipo Wall-e
Comparte esta noticia
Miércoles , 17.10.2018 / 07:47 Hoy

Una visión tipo Wall-e

Publicidad
Publicidad

Leer en Milenio Jalisco la nota de Agustín del Castillo sobre el cementerio de televisores analógicos en Guadalajara me hizo recordar la película Wall-e, de Pixar, aquella en la que un simpático robot se dedica a hacer limpieza en un planeta tierra abandonado por los humanos porque la contaminación y la chatarra habían vuelto inhabitable el planeta.

La cinta animada tiene una bonita historia de amor (robótico), pero al mismo tiempo abre la posibilidad de hacer una reflexión sobre el futuro que dejaremos a nuestros hijos, o nietos, o bisnietos.

Pues bien, luego de ver las fotos de una bodega llena de televisores apilados y sin mayor posibilidad de reuso o reciclado, me parece que el mundo proyectado en Wall-e no es del todo lejano. Y no lo digo únicamente por los televisores abandonados; también nos afectan las montañas de neumáticos usados abandonados en predios; y las baterías alcalinas que indebidamente caen a la basura; y los teléfonos celulares obsoletos que poco a poco inundarán la superficie de la Tierra; y los platos y envases de plástico o poliestireno, y muchas cosas más.

No me tiraré al piso para hacer una pataleta ecológica ni comenzaré a señalar con índice de fuego a los demás como culpables, pues soy uno de los millones de consumidores de esos productos contaminantes. Lo que me parece pertinente es recordarme día a día la importancia de reducir el uso de productos contaminantes, de evitar comprarlos en la medida de lo posible, y lo más importante de todo: cooperar para que exista un correcto manejo de los desechos tecnológicos. Predicar con el ejemplo puede ser el mejor paso para lograr una solución.

Ojalá que las autoridades correspondientes hagan su parte y, por lo pronto, no echen en saco roto el tema de los televisores abandonados. A final de cuentas ellos fueron parte del problema y deben serlo también de la solución.

El banquillo

De moda.- Si el refrán señala que al árbol sólo lo visitan cuando tiene peras, algo similiar puede decirse de las oficinas estatales del PRI, pues en días recientes la actividad en el edificio de Calzada del Campesino es notoria. Todo es porque al interior del inmueble se cocinan las candidaturas pendientes para las elecciones venideras, aunque los ganones son los "viene-viene" y las taquerías del rumbo.

El relevo.- Apenas el gobierno estatal había conjurado las protestas de los Hospitales Civiles cuando apareció Antorcha Campesina para quejarse por la falta de servicios en colonias que dominan. Así las cosas, los muchachos de la Secretaría de Gobierno estatal tendrán mucho material para entretenerse.


manuel.baeza@milenio.com

twitter @baezamanuel

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.