• Regístrate
Estás leyendo: Tadeo
Comparte esta noticia

La Silla

Tadeo

Manuel Baeza

Publicidad
Publicidad

No conocí a Tadeo, pero su muerte me produjo un gran pesar.

Era un niño de ocho meses, edad en la que comienzan a decir palabras, aunque sean ininteligibles, y algunos ya gatean.

Estoy seguro de que era Tadeo la ilusión de su madre, hoy en estado grave por un terrible acto de crueldad. El bebé ya no está con nosotros, y para su madre el duelo será terrible.

Tadeo murió por las quemaduras que le causaron unos hombres salvajes que quemaron un camión de pasajeros sin importar que tuviera pasajeros adentro. Estos hombres actuaron contra ciudadanos indefensos en venganza por no haber podido matar al ex fiscal de Jalisco la tarde del lunes.

Católico como soy, estoy seguro de que Tadeo se fue al Cielo de inmediato, y que parte de la misión de su cortísima vida fue demostrar lo mal que estamos como sociedad.

No soy el único lastimado por la muerte irracional del pequeño. Hay en redes sociales cientos o tal vez miles de expresiones de molestia y tristeza por el fin del menor.

Ya he dicho en este espacio que me impresiona lo poco que vale para muchos la vida humana, pero enterarme del caso de Tadeo resulta indignante. Es increíble el grado de crueldad que pueden tener personas que suponemos son humanas.

El reto para muchos será el poder canalizar nuestra indignación de manera provechosa. Es importante que la muerte de Tadeo nos ayude a recuperar la sensibilidad que hemos perdido poco a poco como sociedad.

Ya despertamos hace un par de meses con la también terrible desaparición de los tres estudiantes de cine, Salomón, Daniel y Marcos. Hoy corresponde al pequeño Tadeo mantener alerta nuestra capacidad de indignación y compasión.

Anoche una persona pintaba con spray el nombre de Tadeo sobre una de las mantas en la Glorieta de Las y Los Desaparecidos, en Guadalajara. Es importante grabar además su nombre en nuestros corazones.

Cada quien sabe qué debe de hacer para recuperar nuestros espacios; cada quien sabe qué hacer para combatir el azote del crimen en nuestra sociedad. No nos dejemos caer en el desánimo. Tadeo, Salomón, Marcos y Daniel deben ser nuestros alicientes para no flaquear.

El banquillo

Arrastre.- Reconozco que ocurre algo que me parecía impensable hace unos años, pero el imán llamado Andrés Manuel López Obrador comienza a atraer más gente de Jalisco para su causa presidencial. Ayer tuvo actos en Tlaquepaque y en Puerto Vallarta, y fue en la ciudad costera donde el candidato tuvo una muy buena capacidad de convocatoria. Además, se anunció la adhesión del empresario lechero Abraham González Uyeda, quien llegó a ser subsecretario de Gobernación bajo el mando de Francisco Ramírez Acuña en el primer periodo de la administración de Felipe Calderón. ¡Vaya sorpresa!

manuel.baeza@milenio.com

twitter @baezamanuel

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.