• Regístrate
Estás leyendo: Seguridad: una piedra al cuello
Comparte esta noticia
Jueves , 13.12.2018 / 03:14 Hoy

La Silla

Seguridad: una piedra al cuello

Manuel Baeza

Publicidad
Publicidad

Andrés Manuel López Obrador acaba de colocar sobre su cuello la piedra más pesada que cargará durante su sexenio: la de la seguridad pública.

El presidente electo, quien por años ha criticado el uso de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública, anunció que creará una Guardia Nacional formada por policías federales y... ¡miembros de las Fuerzas Armadas!

Así las cosas, el próximo mandatario federal hará lo que siempre criticó: poner a los militares en tareas de seguridad pública. Por supuesto que desde hoy habrá quien diga que no. Que lo que ocurrirá a partir del 1 de diciembre es que se creará un nuevo grupo policial, y que nada tendrán que ver los militares, pero desde hoy les digo que quienes estén al frente de la nueva corporación, o lo que sea, serán precisamente militares, quienes actuarán con “disciplina castrense”, según se anunció ayer en la presentación.

La misma gata, pero revolcada, pues.

Lo que han anunciado López Obrador y sus colaboradores parece sacado de un chiste. Es mantener lo mismo, pero simplemente cambiándole el nombre. Es mantener a los militares haciendo la tarea que siempre criticó. Punto. Así de simple. Por eso me atrevo a predecir que el anuncio de López Obrador se convertirá en un lastre para su persona y para su gobierno.

Hace seis años, cuando iniciaba el gobierno de Enrique Peña Nieto, desde el gobierno federal se hizo tremenda alharaca por la inminente creación de una Gendarmería Nacional que, se dijo entonces, iba a resolver muchos de los problemas de seguridad de la nación. Más tarde, en un momento de alta crisis de seguridad, Peña Nieto anunció la desaparición de las policías municipales para integrar un gran cuerpo policial que ayudaría a evitar la corrupción.

Hoy la Gendarmería Nacional se quedó en un intento de algo, y de sus integrantes poco sabemos qué hacen; de la desaparición de las policías, nunca nada ocurrió.

Pareciera que me da gusto que las cosas no funcionen, pero no es así. Lo que veo con el anuncio de ayer por parte de AMLO es que, como ha ocurrido muchas veces, sean mejores las intenciones que el resultado. Y fallar es una gran piedra al cuello. Y si no, que le pregunten a Calderón y a Peña Nieto.

twitter: @baezamanuel

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.