• Regístrate
Estás leyendo: Pemex: que se haga justicia
Comparte esta noticia

La Silla

Pemex: que se haga justicia

Manuel Baeza

Publicidad
Publicidad

El primer paso (doloroso para los automovilistas) ya está dado. El estricto control que se ejerce desde las refinerías y centros de distribución de combustibles para evitar el robo de producto desde las entrañas de Pemex, deberá reflejarse pronto en una mejora en las cifras de ingreso monetario de la paraestatatal. A menos “fugas” de gasolina, más dinero para producir. Punto.

Falta, sin embargo, un segundo y muy importante paso: denunciar penalmente a todos y cada uno de los trabajadores de Pemex identificados como ladrones de gasolina.

Porque de eso se tendría que tratar la acción gubernamental. Si tanto se ha sufrido en las calles por la escasez de combustibles, alguien deberá pagar el desorden y latrocinio que imperaba en Petróleos Mexicanos.

El señalamiento de robo lo dijo el propio presidente de México. Ayer, ante medios de comunicación, afirmó lo siguiente: “El paso que se dio fue importante o el primer paso, que consistió en controlar todo el sistema de monitoreo de ductos. Se cerraron válvulas que llevaban a que se ordeñaran los ductos y se robaran los combustibles, gasolinas y diésel. Esto está controlado. No deja de haber todavía robo, pero disminuyó mucho.”

¡Felicidades al presidente López Obrador! Por fin un mandatario reconoce que había un esquema de crimen en Pemex.

Por eso urge que las autoridades federales tomen cartas en el asunto del robo. No podemos permitir que funcionarios públicos, del nivel que fueran, hayan robado con aparente impunidad millones de litros de combustible.

Queremos ver a los criminales en los juzgados. Queremos que se aplique la ley y se haga justicia. Basta ya de saqueos a la Nación, entendiendo eso como un saqueo a todos los mexicanos.

Urge, en serio, que se denuncie y señale públicamente a los culpables, caiga quien caiga.

De no ocurrir eso, de no levantarse las denuncias penales correspondientes, entonces todo el esfuerzo de los días recientes será en vano. Habrá personas que se irán a su casa a disfrutar de un patrimonio mal habido, y eso sería una afrenta para la Cuarta Transformación.

Llegó el momento de que las autoridades federales cumplan con un anhelo popular: que se haga justicia.



twitter: @baezamanuel





Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.