• Regístrate
Estás leyendo: Partidos: ¿cuál cambiará primero?
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 19:41 Hoy

La Silla

Partidos: ¿cuál cambiará primero?

Manuel Baeza

Publicidad
Publicidad

Es casi como un tema de casa de apuestas: ¿cuál partido será el primero en reformarse luego de la derrota electoral del pasado 1 de julio?

Quien esto escribe aventuraba hace varias semanas que el Partido Revolucionario Institucional habría vivido sus últimas elecciones bajo ese nombre, y que tras su derrota se alzarían voces para exigir el cambio de nombre del partido, y un nuevo proyecto de trabajo político para recuperar su espíritu revolucionario (o algo así).

Pero no. Todo parece indicar que los que alzan la mano para hablar de cambios son los dirigentes del Partido de la Revolución Democrática (PRD), quienes no descartan cambiar nombre y logotipo de ese instituto político.

En una nota publicada ayer en el portal de MILENIO Diario, Manuel Granados Covarrubias, presidente nacional del PRD, señala abiertamente que el partido del Sol Azteca debe iniciar un proceso de “reflexión profunda”.

Y sí. Me parece que el presidente nacional perredista tiene razón. Se necesita un cambio, como lo necesitan también los demás partidos, dejando de lado a Morena, que hoy está en los cuernos de la luna.

Necesitan un cambio porque quedó claro que gran parte del electorado decidió ya no darles el beneficio ni de los votos ni de la duda. Quedaron los partidos noqueados.

Lo que llama mi atención es que los partidos políticos parecen no saber cómo cambiar. Los primeros indicios de transformación están siendo anunciados por los mismos políticos que han vivido en esos partidos desde hace años. Vamos: son las mismas caras hablando de cambios y transformación.

¿De veras no hay nadie joven con interés en refundar sus partidos? O será que sí existen esos jóvenes, pero están siendo bloqueados por los mismos políticos de siempre.

Si un partido quiere cambiar, debe hacerlo gracias a sus jóvenes. Las banderas de un partido deben ser enarboladas por las mujeres y hombres que viven la nueva realidad del mundo que nos rodea. Deben ser izadas por personajes de 40 años y menos; por mentes y corazones que no han sido tocadas por las tentaciones del poder y la corrupción.

No sé cuál partido será el primero en operar una verdadera transformación. De lo que sí estoy seguro es de que serán los jóvenes los que la realicen. Lo demás será pura palabrería.

¿Alguien quiere apostar?

El banquillo

Esperanza.- No conozco al padre Alejandro Solalinde, pero reconozco que su labor como sacerdote puede combinar perfectamente con su papel de activista social. Alguien tiene que poner el dedo en la llaga a los católicos, comenzando por el autor de estas líneas. Lo que me preocupa es que pueda ceder a la tentación de la soberbia. Ojalá que su capacidad lo mantenga siempre enfocado en su labor.

manuel.baeza@milenio.com
twitter @baezamanuel 

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.