• Regístrate
Estás leyendo: El independiente de Tlaquepaque
Comparte esta noticia

La Silla

El independiente de Tlaquepaque

Manuel Baeza

Publicidad
Publicidad

Distraídos como estamos por las campañas electorales a la presidencia de México y el gobierno de Jalisco, poco hemos visto de las carreras por las presidencias municipales de la entidad.

Hay un caso que me llama la atención por la importancia del municipio, y por uno de sus candidatos: Tlaquepaque.

En la Villa Alfarera hay diferentes aspirantes. La actual alcaldesa, María Elena Limón, del frente conformado por Movimiento Ciudadano, PAN y PRD, solicitó licencia para reelegirse por tres años más; el PRI postuló a Alfredo **Fredy Barba, y Morena a Alberto Maldonado. La sorpresa, sin embargo, resultó ser Alberto Alfaro García, quien llegó a la boleta como aspirante independiente y, al parecer, ha metido “ruido” en la contienda.

Con 41 años de edad y más 1.80 metros, tez blanca y cabello ya plateado, el empresario restaurantero y de la industria mueblera ataca la campaña con ímpetu de adolescente. El discurso de Alfaro es el del hombre hecho a sí mismo. Cita a su abuela, se apasiona cuando describe sus recorridos de campaña, y asegura una y otra vez que ganará la contienda.

He conversado un par de ocasiones con Alberto Alfaro García (es sobrino de Julio García Briseño), y en cierto sentido me recuerda a Jaime **El Bronco Rodríguez. Se lo dije y no estuvo muy de acuerdo, pero en cambio presume su buena relación con el gobernador nuevoleonés, a quien acompañó a la Ciudad de México para el primer debate, y por quien fue invitado a estar presente en el tercer, el próximo martes, en Mérida, Yucatán.

No es Alfaro el único candidato independiente en Tlaquepaque. Comparten esa característica Gustavo de la Torre y José Bañales Castro, quienes completan los siete nombres en la boleta.

Alberto Alfaro no la tiene sencilla, aunque él confía en que es posible. Se enfrenta a la maquinaria naranja, que gobierna el municipio; a la añeja pero a veces bien aceitada estructura del PRI; y a la ola morenista envalentonada por el crecimiento de López Obrador.

Como en todos los casos, no se sabe quién va a ganar. Pero en el caso de Tlaquepaque da la impresión de que la incertidumbre es mayor, pues diferentes estudios de opinión (realizados por petición de diferentes candidatos, no publicados, pero a los que he tenido acceso) dejan ver que la contienda está bastante cerrada.

Si gana Alberto Alfaro (quien por cierto reconoce que su apellido es buen gancho para su campaña), podría ser el primer presidente municipal independiente de Jalisco. Habrá que esperar al 1 de julio.

El banquillo

Duro.- Las acusaciones entre candidatos en la entidad crecerán conforme se acerque el fin de las campañas. Es decir, vienen 23 días duros en materia de proselitismo, porque habrá señalamientos de todos, por todo.

manuel.baeza@milenio.com
twitter @baezamanuel  

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.