• Regístrate
Estás leyendo: De refranes y malos migrantes
Comparte esta noticia
Lunes , 16.07.2018 / 05:50 Hoy

De refranes y malos migrantes

Publicidad
Publicidad

Con esos amigos, para qué quiero enemigos. Esa popular frase cobra vigencia una vez más cuando nuestros paisanos migrantes, y algunos más de Centroamérica, terminan siendo noticia en Estados Unidos.

Ayer fue el caso del guatemalteco Manuel Orrego-Savala el que llegó a los titulares de los principales sitios noticiosos de Estados Unidos. El hombre, quien ya había sido deportado de la Unión Americana en dos ocasiones, salió a manejar su camioneta en estado alcohólico y terminó chocando contra un auto de Uber cuyo conductor y pasajero murieron por el accidente. El pasajero, hay que decirlo, era el jugador de la NFL Edwin Jackson, del equipo de los Potros de Indianapolis, ciudad donde ocurrió el trágico suceso.

La consecuencia inmediata de la tragedia no fue únicamente el pesar por la muerte de los dos hombres, mucho más mediática la del deportista, sino que volvió a poner la lupa sobre los ilegales que entran una y otra vez a Estados Unidos y terminan cometiendo crímenes. Más leña para la fogata de Donald Trump.

Las notas del suceso en Indianapolis terminan invariablemente recordando el caso del mexicano José Inés García Zárate, acusado de matar en San Francisco a una joven cuando estaba drogado y, según las acusaciones, disparó de manera indiscriminada con fatales consecuencias un arma que dijo haberse encontrado en un parque. Lo peor del asunto es que García Zárate, quien había sido deportado cinco veces de Estados Unidos, resultó absuelto por un jurado, lo que provocó rabia entendible en un gran sector de la sociedad estadunidense.

Es por eso que recordé el dicho aquel de los amigos y los enemigos. Porque resulta que aún más dañinos para nuestros paisanos en el país del norte son nuestros compatriotas, quienes alimentan las tendencias xenófobas y racistas con justa razón.

Basta un acto de estupidez para dar al traste con el esfuerzo de miles de mexicanos y mexico-americanos (todos tenemos un familiar del otro lado) que se parten el lomo cada día trabajando para mandar dinero a nuestro país. Ahora no deberá de sorprendernos que Donald Trump utilice casos como los descritos para insistir hasta el cansancio la necesidad urgente de un muro enorme en la frontera.

Un sólo mexicano o centroamericano ilegal que cometa un crimen en Estados Unidos servirá para hacernos recordar otro refrán: pagan justos por pecadores.

El banquillo

El juego de las sillas.- La Universidad de Guadalajara dará de qué hablar en dos pistas esta semana. Primero porque el jueves será el quinto informe de labores del rector general Tonatiuh Bravo Padilla, y segundo porque el secreto a voces es que apenas cumplido el trámite dejará su cargo para buscar una curul en el Congreso de la Unión. Así las cosas, los universitarios estarán con un ojo al gato, y otro al garabato para ver quién sucederá a Bravo Padilla de manera interina.

manuel.baeza@milenio.com

twitter @baezamanuel

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.