• Regístrate
Estás leyendo: De malas
Comparte esta noticia

La Silla

De malas

Manuel Baeza

Publicidad
Publicidad

Será que ando de malitas, con espíritu Grinch, o algo así, pero hay algunos temas que comienzan a cansarme.

Va uno: ¿hasta cuándo Andrés Manuel López Obrador dejará de ser noticia porque se sube a un camión del aeropuerto para viajar en avión comercial? ¿Hasta cuándo dejará de ser noticia que AMLO circule por avenida Tláhuac en la Ciudad de México a bordo de un Jetta al parecer no blindado? ¿Por qué ese interés malsano de televisar en vivo cada vez que sale de su casa para ir a su oficina, y viceversa? ¿De veras es tan importante conocer su agenda minuto a minuto y tener periodistas afuera de su casa o de su oficina todo el tiempo?

Otro: Elba Esther Gordillo queda exonerada de todo cargo criminal en su contra y la señora, minutos después de conocerse el hecho, anuncia una rueda de prensa a celebrarse el próximo 20 de agosto. ¿De verdad queremos saber lo que dirá la señora? ¿Vale la pena acudir a una cita con alguien que ha demostrado, por años, que lo que mejor sabe hacer es manipular al SNTE en su beneficio? ¿Iremos a escuchar una señora que seguramente amarrará navajas rumbo al próximo sexenio?

Más: Mauricio Clark, periodista de espectáculos, anuncia en redes sociales que su homosexualidad quedó en el pasado, y que ahora es un católico devoto, y media humanidad se le viene encima a críticas, muchas de ellas de mal gusto. ¿Vale la pena ocuparse a tal grado de la vida personal de un periodista? ¿Realmente es tema tan importante para convertirse en tendencia de Twitter? ¿No merece Clark simplemente que se le lea sin ser juzgado o linchado públicamente?

Insisto en que ando Grinch (¿cómo habré amanecido hoy?). Por eso digo que valdría la pena preocuparnos por cosas más importantes para todos, empezando por las importantes para cada uno en lo personal.

Y en política, en crítica de gobierno, en atención mediática, tendríamos que dedicarnos a revisar temas claves para la sociedad. Y en redes sociales, divertimentos aparte, tendríamos que exponer nuestro verdadero ser.

Pero bueno. Ando Grinch. Espero no meterme (o haberme metido) en problemas.

El banquillo

La fosa nuestra.- Resulta preocupante ver tantas viviendas convertidas en fosas clandestinas. Una especie de triángulo formado por vértices de Tonalá, Tlaquepaque y Tlajomulco se ha convertido en un espacio libre para los criminales. Quienes conocen la zona hablan de fraccionamientos enteros prácticamente abandonados, verdaderas ciudades fantasma donde faltan muchos servicios, y donde la presencia policiaca es prácticamente nula. Y los vecinos de la zona, temerosos de los delincuentes, prefieren callar que arriesgarse a represalias. Sé que es más fácil decirlo que hacerlo, pero urge que las autoridades hagan algo por los vecinos de esa región tan cerca de la ciudad, y tan lejos de la civilización.

manuel.baeza@milenio.com

twitter @baezamanuel

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.