• Regístrate
Estás leyendo: Bosque y lago: nada por sentado
Comparte esta noticia
Miércoles , 15.08.2018 / 03:24 Hoy

La Silla

Bosque y lago: nada por sentado

Manuel Baeza

Publicidad
Publicidad

Afortunados como somos los tapatíos, solemos dar por sentado que la naturaleza nos tiene cercanos a un bosque enorme y de un lago precioso, y que estarán allí para siempre.

Pero no. El incendio más reciente en el bosque La Primavera, con su respectivo daño ambiental para la capital jalisciense, es un durísimo recordatorio de que somos beneficiarios de mucho, pero que necesitamos cuidar lo que tenemos, o lo perderemos para siempre.

En apenas un par de días se quemaron más de dos mil hectáreas de bosque, algo que ocurrió por un descuido humano. Esas dos mil hectáreas, según explican los expertos, afortunadamente no sufrieron tanto daño; es decir, que el daño pudo haber sido peor. Pero hubo daño al fin, y debemos evitarlo lo más posible.

Sobre el bosque La Primavera ha existido presión desde hace décadas. Grupos inmobiliarios están al acecho de cualquier descuido o movimiento legal para apropiarse de la mayor cantidad de hectáreas posible y construir fraccionamientos muy solicitados por la población pudiente. Sobre el bosque hay presión de la Comisión Federal de Electricidad para explotar la geotermia. Sobre el bosque hay presión de personas dedicadas a la agroindustria. Y sobre el bosque hay no presión, sino negligencia de personas inconscientes que provocan incendios sin desearlo, pero que afectan tanto a la fauna y flora, como a los vecinos.

Corresponde a los jaliscienses asumir plena conciencia de que necesitamos el bosque para tener una mejor calidad de vida; debemos dejar de lado la indiferencia y la lejanía, y tener muy claro que todos estamos involucrados en la defensa de La Primavera.

Cuidar el bosque, como lo es cuidar Chapala, no es sencillo ni barato. Necesitamos que las autoridades dispongan de los recursos suficientes para hacerlo, y hacerlo bien; y que los ciudadanos cumplan su parte, que es cuidar en serio el bosque y el lago, y otras áreas verdes naturales.

Insisto en que los jaliscienses damos todo por sentado. Por desgracia no es así. Si aflojamos, nos quedamos sin bosque y sin lago.

El banquillo

Adiós.- Una verdadera pena resulta que una empresa tan exitosa e importante como lo fue Hilasal, haya tenido que cerrar sus puertas. La fabricantes de toallas de algodón más grande de México, que llegó a El Salto en 1980, no pudo con la competencia desleal (léase contrabando desde países orientales), ni con los altos precios del algodón. Una pena, porque cerca de 450 personas se quedaron sin trabajo, y porque un grupo de empresarios serios tuvo que tomar una decisión más que difícil: cerrar la que por años fue una fábrica modelo.

Arreglo.- En el PRI Zapopan lo pensaron bien y, al final, decidieron que siempre sí apoyarán a su candidato a presidente municipal, Abel Salgado. Ahora deben ponerse a trabajar juntos.

manuel.baeza@milenio.com
twitter @baezamanuel

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.