• Regístrate
Estás leyendo: AMLO, el pararrayos
Comparte esta noticia
Miércoles , 16.01.2019 / 04:58 Hoy

La Silla

AMLO, el pararrayos

Manuel Baeza

Publicidad
Publicidad

La estrategia soy yo. Ese es el mensaje que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha mandado en días recientes en cuanto al tema de desabasto de gasolina. La estrategia soy yo, porque AMLO es el único que recibe el fuego enemigo y las felicitaciones de quienes atacan o alaban el cambio en el sistema de reparto de gasolina en todo el país.

Así, como ocurre siempre en el caso de López Obrador, es el ahora presidente quien se convierte en un tremendo imán de halagos y odios para cualquier tema. Allí se siente cómodo el presidente. Allí se siente a sus anchas para sus monólogos.

La estrategia del presidente, sin embargo, le puede resultar costosa. A fuerza de recibir golpes, su imagen se deteriora poco a poco.

Lo increíble es que uno de los hombres clave en la crisis del combustible en México no ha dicho una sola palabra sobre el tema.

Y es que Octavio Romero Oropeza nada ha dicho desde la semana pasada en torno al desabasto de gasolina. ¿Por qué ese señor debería hablar al respecto? Nada más y nada menos porque es el director general de Petróleos Mexicanos.

Pero no. El ingeniero agrónomo se ha escudado en la figura mediática de López Obrador y de Rocío Nahle, secretaria de Energía, quien más o menos ha salido al quite en el tema.

Bueno; tan callado se ha quedado el ingeniero Romero Oropeza, que en un video subido a redes por la gobernadora de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, el titular de Pemex simplemente mira a la cámara mientras la mujer fuerte de la capital del país explica que establecieron un acuerdo para normalizar el suministro de gasolina. Ni un hola se dignó a decir el funcionario ante las cámaras.

Entiendo que AMLO goza de gran popularidad y que está dispuesto a usarla como escudo, pero es inadmisible que un funcionario de tan alto nivel como es el titular de Pemex simplemente no diga ni pío cuando hay una crisis del tamaño que vive México en materia energética.

AMLO puede ser un gran y eficiente pararrayos, pero me parece que los diferentes funcionarios federales deben asumir su cuota de tragar sapos cuando existe un problema. Y en este caso, Octavio Romero Oropeza sí que ha cerrado la boca.

twitter: @baezamanuel

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.