• Regístrate
Estás leyendo: Hacen del Congreso una madriguera
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 21:39 Hoy

Contracorriente

Hacen del Congreso una madriguera

Maite Azuela

Publicidad
Publicidad

La impunidad tiene rutas insólitas, algunas sofisticadas para quienes prefieren disimular, otras tan cínicas que se amoldan bien a los desvergonzados. Para las últimas personas, protegerse bajo el techo del Poder Legislativo se ha vuelto una constante. Cualquiera que rasque un poco en su memoria podrá recordar el nombre de algún político que, abusando del fuero, se protege con la manta intocable que ofrece el cargo de diputado o senador.

Con los últimos escándalos de corrupción, el Congreso se convierte en una madriguera perfecta para quienes cuentan con la posibilidad de entrar y salir de sus cargos como titulares o suplentes. Los hay de todo tipo, de todos los colores, se salvan si acaso uno o dos partidos. Cuando se da algún caso ruidoso que implique a los opuestos, lanzan señalamientos públicos a montones. En cambio, el silencio y disimulo se adueña de los que comparten el grupo parlamentario con aquel legislador o legisladora que hace uso del cargo para evitar su juicio y detención.

Sobran historias en los medios de comunicación acerca de legisladores que aprovechan su fuero para evitar ser investigados y castigados. A la vista de todos están las evidencias sobre la recepción de
montos exorbitantes de dinero a cambio de legislar a modo, donativos extraoficiales para campañas políticas, complicidades en defraudación y endeudamiento de presupuestos estatales, enriquecimiento que no empata con trayectorias, además de denuncias por tortura, violencia y abuso de autoridad.

Las madrigueras legislativas tienen cada vez mayor demanda. Los que planean su delito prevén con cautela el relevo inmediato en alguna senaduría o diputación. Lo mismo para alguna secretaria local que puede tener problemas para justificar la compra de inmuebles en el extranjero, que para el secretario particular de algún gobernador que abusa de su cargo para acusar falsamente a una trabajadora doméstica. El fuero puede arropar con suficiente candor a una ex alcaldesa que recibió recursos ilegales y a un ex tesorero acusado de desviar fondos públicos.

Para ser congruentes sobre la urgencia de echar a andar el Sistema Nacional Anticorrupción, los legisladores tendrían que empezar por casa y eliminar el fuero como la ruta más cínica de la impunidad. Sin embargo, la minuta para acotar el fuero que se aprobó hace cuatro años en la Cámara de Diputados, sigue congelada en el Senado. Mientras esta práctica sea común para la mayoría de los partidos, se protegerá a delincuentes entre los muros del Congreso. Dicen que no son todos iguales. Alguien tendrá que demostrarlo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.