• Regístrate
Estás leyendo: Fiscal anticorrupción en la repartición de los panes
Comparte esta noticia
Jueves , 16.08.2018 / 00:20 Hoy

Contracorriente

Fiscal anticorrupción en la repartición de los panes

Maite Azuela

Publicidad
Publicidad

Las divisiones en el Partido Acción Nacional son abiertamente claras desde que el grupo de allegados al ex presidente Felipe Calderón ha expresado su descontento por la forma en que Ricardo Anaya ha dirigido al partido. Frente a la contienda de 2018, las diferencias de rumbo político han ocasionado fracturas que podrían haber sido resueltas, si el proceso para definir la candidatura presidencial no hubiera estado tan polarizado de inicio.

Si ponemos el foco en los argumentos de plataforma política, no hay entre los panistas alguna división de fondo. Son las formas, pero sobre todo las lealtades y los intereses de grupo lo que los está atomizando.

Sin embargo, el escenario de que el PRI coloque a José Antonio Meade como su candidato presidencial, reducirá la repartición de los panes a dos canastas. Aunque algunos de ellos vieran en Margarita Zavala a una potencial candidata por su supuesto éxito en las encuestas, en realidad su lealtad política terminará decantada entre quienes se mantengan en el frente y quienes desde el closet o abiertamente decidan apoyar al candidato del PRI.

El propio Ricardo Anaya advirtió que Javier Lozano, Roberto Gil y Salvador Vega son políticos muy cercanos a Meade. Sumemos a este bloque a quien fuera la mano derecha de Calderón, Alejandro Poiré, que compartió planilla con Meade para la presidencia de la sociedad de alumnos del ITAM en sus años mozos.

Las fichas de cambio para empezar a acomodar las alianzas políticas podrían sacrificar el futuro de la Fiscalía Anticorrupción, ya que parece que se está horneando un acuerdo para colocar al senador Roberto Gil a la cabeza. De ser así, el espaldarazo que recibiría de sus compañeros los legisladores priistas, sería compensado con el bloque de panistas que pueden engrosar los apoyos para que el PRI no abandone Los Pinos.

Para tener un fiscal con legitimidad es necesario garantizar que se nombre a alguien con un perfil que opere con autonomía y que ofrezca garantías de eficiencia, pero sobre todo que desactive los pactos de impunidad que se han consentido en las últimas décadas.

El líder panista en el Senado, Fernando Herrera, aseguró que no considerarían candidato alguno que no diera garantías de independencia frente a los poderes. ¿Cambiaran de opinión una vez que entre los nombres aparezca el de su colega Roberto Gil? ¿Acelerarán el proceso de nombramiento que detuvieron ahora que la repartición de apoyos políticos dibuja un escenario en el que varios panistas se arrojarán a la canasta del PRI para 2018?

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.