• Regístrate
Estás leyendo: Taller de escritura argenmex: un viaje literario a través de las emociones
Comparte esta noticia
Miércoles , 17.10.2018 / 14:37 Hoy

Entre tangos y vino tinto

Taller de escritura argenmex: un viaje literario a través de las emociones

Magda Bárcenas Castro

Publicidad
Publicidad

Hace algunos días culminó el Primer Taller de Escritura que impartí en laEscuela Nº 7 De 17 República de México-Adultos en Buenos Aires, Argentina luego de varios meses de compartir con los docentes esta maravillosa experiencia. Más de 40 alumnos formaron parte de esta primera generación en donde descubrimos las letras y nos dedicamos a conocer a diversos autores quienes fueron de gran inspiración.

Nos hicimos más amigos de los libros, lloramos en tinta, juntamos letras, recopilamos recuerdos y perdimos el miedo al leer en voz alta cada una de las tareas. Cómo mexicana fue muy grato poder dar clases en otro país, sentirme apoyada por un gran equipo quienes hicieron una magnífica labor y a quienes más que un grupo se convirtieron en amigos.

Los martes me hicieron sonreír, me hicieron quedarme noches en vela disfrutando y pensando lo que veríamos en la siguiente clase. Cada ejercicio literario nos llevó a conocer y conmovernos con alguna historia de vida. Aún recuerdo la primera clase, muchos no creían poder hacer un epistolario, cuento corto, o dejar plasmado un sentimiento en un buen discurso, sin embargo estaban equivocados.

Gracias al presidente de MENAR A.C, Nacho Legarreta por acompañarme en la presentación de este taller que me dejó grandes satisfacciones, a la Embajada de México en Argentina, pero sobre todo al director Leo Canteli por todo el apoyo durante este viaje literario en el que me sentí muy feliz.

Me siento muy orgullosa de mis alumnos, de cómo en cada clase fueron superando sus miedos y plasmando sus emociones, en como lucharon para leer sin derramar lágrimas. Me llevo sonrisas, cartas, un diploma que guardaré toda la vida pero lo más lindo fue recibir abrazos y rosas de mis alumnos, con esa tarjeta en la que me agradecían esta que sé que es mi misión de vida.

Mexicana, argenmex, norteña, pero sobre todo hoy más que nunca me siento orgullosa de ser tampiqueña y haber tenido la oportunidad de dar clases en el extranjero, en ser parte del crecimiento de personas maravillosas con gran talento que sólo había que pulir un poco pues sus palabras debían de ser leídas desde hace mucho tiempo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.