• Regístrate
Estás leyendo: “Silent Reading Party”: un espacio de amor a los libros
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 07:38 Hoy

Entre tangos y vino tinto

“Silent Reading Party”: un espacio de amor a los libros

Magda Bárcenas Castro

Publicidad
Publicidad

“Disconnect” es una iniciativa realizada para alejarnos más de la tecnología y ser capaces de tener un momento a solas con la lectura. El balance entre el mundo tecnológico y el real. Esta es un movimiento cultural que se está realizando actualmente en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires gracias a Jeb Koogler y Andrés Wind, quienes organizan la Silent Reading Party. ¿De qué se trata? Es el sueño de todo amante de la lectura y de la vida. Un momento en el que se desconectan los celulares para dar paso a las letras, para que nada nos interrumpa de ese libro que tanto queremos. Este evento inició en Seatle y se ha expandido por varios lugares del mundo y llegó a Argentina para quedarse. Es por eso que de a poco en el subte fueron apareciendo varias señales, anuncios promoviendo este espacio que me resulta muy cautivador. Una propuesta fresca que nos retira del mundo virtual y nos enseña a volver a la humanidad, a esa cercanía y paz que antes de que existiera la tecnología teníamos. Hábitos como la lectura y el silencio no han desaparecido pero cada vez son menos las personas que disfrutan de este hermoso pasatiempo. Y es MALBA, la sede en donde cada día decenas de lectores se reúnen como en un club de lectura, sin los molestos sonidos del celular, sin mirar las pantallitas cada cinco minutos. Será el próximo martes 21 de junio a las 19:30 horas cuando se reunirán las miradas para avivar las letras. Según recientes encuestas, el argentino promedio checa su celular unas 220 veces al día y según las mismas palabras de sus creadores en Baires: “La gente experimenta su relación con el mundo cada vez más a través de la pantalla. El espacio está abierto a todo público y es totalmente gratuito. La onda es muy casual. La idea es que puedan sumergirse también en la lectura a través de la música de fondo; cada uno se sienta en un lugar junto con su libro, donde más cómodo se sienta” Gente desconectada de sus celulares y conectadas a los libros ¡Adoro esta propuesta! Y qué mejor que sean dos jóvenes que cansados del trajín cotidiano hayan traído algo de paz por estas tierras. El invierno llegará a Malba dándole la bienvenida a las letras, con un espacio relajado, lleno de almohadones, sillones y alfombras que abrazarán a los lectores. Un espacio en el que sin duda estaré presente cómo ya lo hice en esta primera etapa la cual culminará en unos cuantos meses con una copa de vino, un café y agradable música en vivo. ¡Viva la literatura!

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.