• Regístrate
Estás leyendo: “Plegarias homicidas” en el Buenos Aires celebra México
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 12:58 Hoy

Entre tangos y vino tinto

“Plegarias homicidas” en el Buenos Aires celebra México

Magda Bárcenas Castro

Publicidad
Publicidad

Hoy escribo desde el futuro. Desde el domingo de Buenos Aires a las 7 de la tarde. Estamos por brindar para festejar. Los mexicanos ordenamos birras y los argentinos, chelas. No importan los pasaportes. Somos hermanos, iguales, y eso significa que conseguimos lo que esperábamos ansiosos: el Buenos Aires celebra México fue un éxito.

Trabajamos mucho para que sucediera.

Todo empezó con la invitación generosa de Nacho LegarretaBeaty, en representación de MENAR (México en Argentina Asociación Civil). Desde entonces, orgullosos por la enorme responsabilidad de participar en un evento organizado por la Ciudad de Buenos Aires para difundir la cultura mexicana, pusimos el alma, rompimos fronteras y nos olvidamos de los horarios. Dormimos poco, pero somos felices. Y somos felices porque lo hicimos. Este domingo se presentó —no olviden que escribo desde el futuro— mi nuevo libro: “Plegarias homicidas”, editado por Ediciones Incluso los perros. Somos un equipo argenmex. Un ilustrador mexicano, Gregorio Vega Cuevas, Jefe de Diseño de Milenio Tamaulipas, con quien he tenido la suerte de trabajar ya en cuatro libros. Mis editores argentinos, Nat Martínez y Sebastián Salas, quienes confiaron en mí desinteresadamente y me dieron esta oportunidad única. Mis correctoras de estilo argentinas, María Eugenia Ricchieri y Sofía Di Noia. Y, yo, una escritora mexicana feliz y agradecida.

El Buenos Aires celebra México es un festejo popular que permite acercar a los argentinos a la cultura mexicana y reúne a la comunidad de mexicanos en el país.Por una tarde, el centro de la ciudad se paraliza al ritmo de nuestra música, bailes, aromas y tradiciones.

Escribí que somos hermanos y eso somos. No hay duda. Lo demostramos disfrutando juntos y quedó en evidencia cuando me di el gusto de leer en el taller de “Leyendas mexicanas” que ofrecí junto a Sebastián Salas. Para acercarlos a México, leí un cuento que escribí llamado “La llorona” y, Sebastián, argentino, nos hizo saber cómo México cambió para siempre los juegos de su infancia con su hermano (leyó su cuento “La Tempestad Enmascarada”). No puedo dejar de pensar que mi mentor, Alberto Laiseca, hubiese estado orgulloso ya que nos conocimos gracias a él.

Me despido desde el presente, un tantito asustada por las nubes que amenazan el cielo de Buenos Aires, pero con la ilusión de que todo lo que les compartí desde el futuro sea así y, también, con muchísimas ganas de presentar en mi tierra “Plegarias homicidas”. Nos vemos en el futuro.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.