• Regístrate
Estás leyendo: Diciembre es el mes de las respuestas
Comparte esta noticia
Martes , 11.12.2018 / 15:28 Hoy

Entre tangos y vino tinto

Diciembre es el mes de las respuestas

Magda Bárcenas Castro

Publicidad
Publicidad

Último mes del año ¿cómo es que pasó tan rápido el tiempo? A veces cuando volteamos atrás nos damos cuenta de lo mucho que ha ocurrido y el poco tiempo que nos hemos regalado para entenderlo. La vida pasa rápido. Muchos no tenemos tiempo, la rutina nos aprisiona y nos hace ver pasar los días detrás de un escritorio, de los proyectos, de los sueños.
Diciembre es un buen amigo, es con quien reflexionamos, nos detenemos, nos animamos a hacer el recuento de todo el año y hasta nos hace ver en que nos equivocamos. Siempre pasa algo con diciembre, año tras año, tiene algo este último mes. No debes olvidarlo.Un significado particularmente importante para cada persona. Siempre hay una historia. Algo detrás, algo especial. El último adiós a un familiar, un amigo que se fue, una mascota muy querida, haberle hecho caso a nuestros sueños y obtener una recompensa o quizá sonreír al ver las fotografías de aquel viaje que siempre quisiste hacer y hoy has logrado. ¿Ahora lo recuerdas? ¿Tienes contigo en este momento esa imagen? ¿Ese momento? ¿Esa sonrisa?
Dicen que antes de la navidad se respira otro aire, quizá uno que los seres humanos no entendemos, tal vez porque es algo mágico que vemos en estos últimos días del 2018. Sólo los portadores de fe ven este mes como una segunda oportunidad, un presagio, un pedacito del tiempo que aun puede moldearse a nuestro favor para crecer como personas y darle marcha atrás al tiempo.
Diciembre siempre te dará la mejor respuesta, enmendará los errores que tuvimos y si uno tiene respeto podrá resolver lo que antes no pudieron. Hace poco leí que los que tienen raíces también tienen alas, los que amamos a nuestros México también nos vamos, sin embargo nunca dejamos atrás el país, nunca nos vamos del todo, nunca dejamos de recordarlo. ¡Cómo olvidar a México!
Ayer estuve en una fiesta….en mi boda. Estoy muy feliz. Hasta para el amor hay segundas oportunidades, siempre y cuando sean para siempre. Y es que cuando me preguntan si no extraño México, si no me duele la familia, los amigos, el tiempo, siempre respondo lo mismo: La familia no sólo la designa la sangre sino también la vida. Todo aquello que nos entrega nuestra historia, el camino, los días. En Argentina no estoy sola, ahora tengo a mi marido Federico y después vienen a mi mente la imagen de todas esas personas que han pasado por mi vida y han dejado huella.¿Cómo sentirse solo cuando hay tanto amor de por medio? Cuando hay tanta familia regada no sólo en mi país sino por este lado del mundo._

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.