• Regístrate
Estás leyendo: Alejandro Di Grazia Rao: El tlaxcalteca-argentino que sana almas en su diván
Comparte esta noticia
Viernes , 14.12.2018 / 19:29 Hoy

Entre tangos y vino tinto

Alejandro Di Grazia Rao: El tlaxcalteca-argentino que sana almas en su diván

Magda Bárcenas Castro

Publicidad
Publicidad

“Por alguna razón que aún desconozco, las personas nos encontramos en un momento determinado de nuestra existencia, los caminos se juntan y entonces viene la maravillosa experiencia de mirarnos”…así fue como conocí al psicólogo Alejandro Di Grazia Rao una persona reconocida en Tlaxcala por su vocación, quien hace 27 años llegó a México con tan sólo 100 dólares, pero con una maleta llena de sueños que concluyó con tres maestrías, un doctorado, una especialidad y varios diplomados que cómo él mismo señala, lo forjaron para ayudar a la gente que siente dolor, pero no sabe cómo usarlo como un trampolín para crecer. Fue el 12 de febrero de 1963 cuando este personaje nació en Buenos Aires, Argentina; desde su niñez fue líder, pero sobre todo buen amigo y consejero. Di Grazia fundó el Colegio Humanista de México de post grados hace más de 18 años en la ciudad de México, además de trabajar y dar conferencias en España, Estados Unidos, Colombia, Costa Rica, Italia y una lista de países que constantemente se agregan. “Nunca tuve un camino marcado, tal vez el destino, el universo, yo, la atemporalidad, me tenían reservado llegar a México. Recuerdo que trabajaba como vendedor, eso me permitía pagar la renta de un departamento en la Narvarte y mantenerme. Después de todos estos años miro atrás y me doy cuenta que aquí en este país me construí, aquí co-construí junto a mi esposa Pilar (mira que nombre) una familia hermosa. Recorrí este país muchas veces , más que el país que me vio nacer, y como dicen por ahí … uno nace por alguna razón en un sitio, pero la vida nos da la posibilidad de que elijamos de donde ser. Yo elegí ser mexicano y orgullosamente Tlaxcalteca, pues como bien dice Marilina Ross: Después de tantos trenes y barreras buscando la ciudad para vivir encontré la mirada que me hubiera hecho feliz y conocí el pueblito donde quisiera morir”, señaló. Cabe señalar que desde hace dos años y medio Di Grazia Rao comenzó con un proyecto en radio al que llamó “El Diván”, de corte psicológico y de crecimiento personal. “En cada emisión, con cada llamada, cada mensaje, con cada tema que preparo me valido que nací para esto pues disfruto, me duele, me enoja y me alegro con la vida de los radioescuchas. Tengo hijos, plante muchos árboles, escribí un libro y ahora lo que me toca es seguir disfrutando el maravilloso viaje de vivir: eso me hace feliz”, así concluyó la entrevista este argenmex que sin duda es un ejemplo del extranjero que emigró, se esforzó y trascendió pues donde nada es seguro… todo es posible. ¡A seguir luchando por nuestros sueños!

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.