• Regístrate
Estás leyendo: Ética personal, la voz de la conciencia
Comparte esta noticia
Jueves , 21.06.2018 / 15:30 Hoy

Entre ciudadanos

Ética personal, la voz de la conciencia

Ma. del Carmen Platas Pacheco

Publicidad
Publicidad

El libertador y pacificador de La India Mahatma Gandhi, nacido en la ciudad costera de Porbardar en el noreste de La India, el 2 de octubre de 1869 y muerto a balazos el 30 de enero de 1948, afirmó en uno de los juicios que le siguieron por insubordinación al régimen inglés: He desobedecido la ley no por querer faltar a la autoridad británica, sino por obedecer a la ley más importante de nuestra vida: la voz de la conciencia.

La vida pública y el testimonio de coherencia de Mahatma Gandhi lo ubican en la historia del siglo XX como uno de los líderes morales más íntegros e incuestionados de todos los tiempos; su extrema austeridad y su profunda humildad lo fueron convirtiendo en el líder de un movimiento capaz de suscitar la independencia de su país. Con su testimonio de vida, con su presencia frágil y casi insignificante él convocó a un movimiento de dignidad que puso en marcha a millones de compatriotas en una modalidad de lucha social que se conoce con el nombre de activismo pacífico y de renuncia expresa a la violencia como vía para la reivindicación de derechos.

La voz de la conciencia no se reduce a un código o catálogo de prohibiciones, mandatos y restricciones impuesto por quienes detentan la autoridad. La voz de la conciencia es un elemento insustituible de la inteligencia humana que permite hacer juicios certeros sobre el valor y la trascendencia de los propios actos antes, mientras y después de haberlos realizado, de manera que esa voz interior puede ser silenciada, pero los actos cometidos en contra de lo que advertimos como bueno o malo en cada momento de la vida configuran la persona que vamos forjando a fuerza de vivir, esto explica que Gandhi quebrantara la ley británica para obedecer la ley más importante, la voz de su conciencia.

A lo largo de la historia del pensamiento, los estudiosos y autores de obras de ética, al referirse al tema de la conciencia como voz interior que pronuncia juicios, mencionan la existencia de tres reglas que deben ser conocidas y respetadas como parte fundamental de la ética personal, éstas son: hacer el bien y evitar el mal, no hacer mal para obtener bien y no hacer a otros lo que no queremos para nosotros mismos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.