• Regístrate
Estás leyendo: Uno abre y otro cierra
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 16:45 Hoy

Vida cotidiana

Uno abre y otro cierra

Luis Walter Juárez

Publicidad
Publicidad

Mientras que un funcionario municipal, Eduardo Holguín, director del Instituto Municipal de Planeación y Competitividad, habla de que ha renacido la confianza en los laguneros para abrir negocios, otro funcionario, Gerardo Berlanga, director de Obras Públicas, se está encargando de que muchos comercios cierren.

Se puede notar que en los últimos meses se han abierto más negocios, a raíz de que bajara la inseguridad y que se terminaran aquellas balaceras. Los habitantes de la región han empezado a invertir, por lo que se puede observar que en Gómez Palacio, la avenida Miguel Alemán es otra, que el centro se ha reactivado, lo mismo que en Lerdo.

En los municipios como San Pedro, Madero y Matamoros, sucede lo mismo, están abriendo más comercios y el dinero ha empezado a fluir.

Pero en Torreón, en la calle Morelos, hay obras que tienen meses y no pueden ser terminadas, lo cual está afectando a los comerciantes de ese sector, que ven como en lugar de aumentar sus ventas, están bajando y todo por culpa del titular de Obras Públicas, Gerardo Berlanga, quien no ha cumplido con los tiempos que él mismo marcó. Pasan los días, todo sigue igual, las reparaciones en la calle Morelos van a paso de tortuga y los dueños de los comercios ya están desesperados, ya que muchos de ellos tienen que pagar rentas. Al funcionario parece que eso no le preocupa, se la pasa opinando de lo que se tiene qué hacer en la calle Morelos, si se hace peatonal, semipeatonal o se arreglan las banquetas, pero de trabajo nada.

No puede ser posible que el alcalde, Miguel Riquelme Solís, quien busca ser candidato a gobernador, siga permitiendo que su funcionario no cumpla con las obras que lleva a cabo, que esté afectando a los comerciantes, cuando lo que se busca es reactivar el centro de la ciudad.

Sabe Riquelme Solís que el municipio está pasando por buena racha, que están llegando inversionistas, que la inseguridad ha bajado en todos sus rubros, incluyendo los asaltos, robos a casas habitación y el robo de vehículos, por lo que le debe de exigir al titular de Obras Públicas, que en lugar de hablar tanto, de sentirse protagonista, se ponga a trabajar, para evitar que algunos de los comercios de la Morelos, cierren sus puertas, para que los dueños de esos negocios puedan tener mejores ventas, para que no sufran con el pago de las rentas y por fin obtener ganancias.

Ojalá que este funcionario ya no le meta mano al centro de la ciudad, para convertirlo en un centro histórico, ya que de hacerlo, se llevaría toda la administración, afectaría a los comerciantes y nunca terminaría. Con esos directores del municipio, para que se quieren enemigos.


walter.juarez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.