• Regístrate
Estás leyendo: Soñar no cuesta
Comparte esta noticia

Vida cotidiana

Soñar no cuesta

Luis Walter Juárez

Publicidad
Publicidad

No cabe duda que los triunfos en la política deslumbran, ya que algunos de los que participaron en la pasada contienda electoral, ahora sienten que su futuro es prometedor, que tienen todo por delante para conseguir los puestos que sean. 

Esto parece que está sucediendo, luego de que algunos de los que ganaron senadurías y diputaciones, ya están viéndose a tres y cinco años en diferentes cargos. Unos, como Luis Fernando Salazar, de Acción Nacional, confían en que en tres años más será alcalde de Torreón, mientras que Armando Guadiana, de Morena, quien lograra ganar una senaduría, piensa que su trabajo en el senado lo catapultará a ser gobernador de Coahuila. 

En el lado de Durango, el que también ganó una senaduría fue Ramón Enríquez, alcalde de la capital con licencia, quien también ya está empezando a trabajar en su “proyecto”, para buscar ser el sucesor del gobernador José Rosas Aispuro. 

Claro que hay muchos políticos que le apostaron a Morena, por lo cual se vieron beneficiados por el tsunami López Obrador, sin imaginarse que de la noche a la mañana se volverían diputados, senadores, legisladores locales, alcaldes y párele de contar. 

Estos políticos a los que les cayeron los triunfos por obra y gracia divina, saben que corrieron con suerte, que nunca se imaginaron que su aventura con Morena los llevaría a ganar los puestos de elección popular, por lo que algunos, como Jonathan Avalos, Horacio Piña y Paty Grado, alcaldes electos de Madero, Matamoros y San Pedro, respectivamente, saben que tienen la oportunidad de su vida, saben que pueden reelegirse o bien, buscar una diputación local o federal, por lo que su futuro se puede decir que lo tendrían asegurado, si es que hacen un buen trabajo en beneficio de sus municipios y los ciudadanos. 

Los priístas por su parte, sienten que el efecto Morena los afectó, por lo que en los próximos procesos electorales buscarán salir adelante, ya que no habrá nadie que pueda apoyar al partido de izquierda, por lo que empezarán a trabajar con sus bases para recuperar el terreno perdido. Del PAN, ni hablar, ya que no tienen estructura y los votos de castigo que tenían, ahora son de Morena. Soñar no cuesta nada. 



walter.juarez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.