• Regístrate
Estás leyendo: Robos en escuelas
Comparte esta noticia
Martes , 20.11.2018 / 22:44 Hoy

Vida cotidiana

Robos en escuelas

Luis Walter Juárez

Publicidad
Publicidad

Los delitos del fuero común no paran en la región y en Torreón, quienes están sufriendo son los directores de escuelas, ya que muchas de estas instituciones educativas han sido víctimas de los delincuentes.

Se ha presentado denuncias por el robo de aparatos de refrigeración, de equipos de cómputo, material didáctico y hasta de la tubería de cobre, sin que los delincuentes hayan sido detenidos. Estos robos se han presentado durante el ciclo escolar, por lo que se espera que los mismos aumenten en la temporada vacacional, aprovechando la ausencia de profesores y alumnos en las aulas.

Las autoridades policiacas, iniciando por las de Seguridad Pública Municipal, no han podido combatir estos robos que afectan principalmente a los niños, quienes a falta de aparatos de refrigeración, sufren las consecuencias ante las altas temperaturas que se presentan.

Además, los pequeños también son afectados en sus estudios, ya que los delincuentes se han llevado los equipos de cómputo que utilizan diariamente, así como material didáctico con el que trabajan día a día.

Pero quienes se dedican a cometer fechorías, no se conforman solamente con robar, también se dedican a destruir las instituciones educativas, ya que dañan todo lo que se encuentran a su paso. Eso sucede continuamente en las escuelas primarias, las cuales carecen de vigilancia, de veladores y además, se confían a que los policías municipales hacen sus rondines.

Por todos lados y a cualquier hora del día o de la noche, se pueden ver las patrullas de Fuerza Coahuila, las cuales con luces apagadas circulan por todos lados y sus tripulantes, se dedican a detener personas a diestra y siniestra, pero jamás atrapan a quienes se dedican a cometer robos en las escuelas.

Estos atracos no solamente se cometen en las instituciones educativas, también se presentan en los comercios, ya que los ladrones aprovechan la noche para introducirse a los negocios, los cuales con toda calma saquean, ya que saben que los uniformados se dedican más a buscar personas en la calle, a detener borrachitos, en lugar de realizar una vigilancia en forma, para evitar que los robos se susciten por todo el municipio.

Ojalá que en estas vacaciones, las corporaciones policiacas tomen más en serio su trabajo, que se dediquen a prevenir los delitos, en lugar de andar deteniendo borrachitos o vehículos “sospechosos”.


walter.juarez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.