• Regístrate
Estás leyendo: Regreso a clases
Comparte esta noticia

Vida cotidiana

Regreso a clases

Luis Walter Juárez

Publicidad
Publicidad

Se llega la fecha en que miles de niños regresarán a las aulas, por lo cual los gastos de los padres de familia se incrementan considerablemente. Es el momento en que se tienen que pagar en colegios particulares las colegiaturas, mismas que en la mayoría de las instituciones sufrieron un incremento. Pero además, los papás saben que tienen que desembolsar mucho dinero para comprar los útiles escolares, así como para pagar en las escuelas del sector público, los costos de las mesas directivas.

Es difícil esta época para los bolsillos, por lo que en muchos de los casos, los padres de familia al no tener dinero en efectivo, tienen que hacer uso de sus tarjetas de crédito, de préstamos en sus empresas o en algún bazar o bien, acudir a empeñar algunas prendas en el Monte de Piedad. En esta temporada de regreso a clases se tienen muchos gastos, ya que también hay que agregarle los uniformes escolares, los tenis y zapatos, porque las escuelas así lo piden. Los padres de familia saben que el gastar con la tarjeta los salva de momento, pero cuando sacan a meses, los intereses se convierten en una carga y normalmente al pagar 10 mil pesos, en 12 meses se pueden estar pagando arriba de 15 mil pesos, los cuales ya mermaron la economía familiar.

Pero además, en muchos casos, al pedir préstamos, los mismos se pagan con lo que cobran de aguinaldo. En pocas palabras, pagar con tarjetas de crédito o pedir préstamos, es caer en un tobogán del cual es difícil de salir y con el paso del tiempo, si no se administran bien los pagos, muchos padres de familia se pueden hundir.

Se pueden observar papelerías, librerías, tiendas de ropa y zapaterías, como son visitadas en estas fechas, ya que saben la necesidad de llevar para los niños los útiles escolares, uniformes y zapatos, pese a que los costos son demasiado elevados. En el primer cuadro de la ciudad, en diferentes comercios hay una guerra de cartelones, mismos en los que se anuncian ofertas, descuentos y en algunos dan vales para pagarlos a seis u ocho quincenas. Ante los altos costos, a los padres nos les queda más remedio que endeudarse con las tarjetas de crédito o préstamos.


walter.juarez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.