• Regístrate
Estás leyendo: Recomposición
Comparte esta noticia

Vida cotidiana

Recomposición

Luis Walter Juárez

Publicidad
Publicidad

Después de la hecatombe del primero de julio, los priístas tanto de Durango como de Coahuila tendrán que pensar bien las cosas, tendrán que hacer un análisis a fondo para saber no lo que pasó, sino la forma en que habrán de curarse las heridas. 


En el lado de Durango, ya se habla de remover a Luis Enrique Benítez, el dirigente estatal del tricolor, quien simplemente no pudo con el paquete, ya que perdió de todas todas. Ahora hay voces que piden un cambio y que ese cambio en la dirigencia del PRI sea emanado de La Laguna de Durango, ya que la gente de la capital no ha podido con el partido y ha perdido de todas todas. 

Ahora, Morena les dio una barrida con trapeada incluida, por lo que si quieren resurgir, tienen que cambiar de fondo, ya que cuentan menos de un año para reestructurarse, para trabajar y pensar en resucitar en las elecciones a presidentes municipales, con la salvedad que en esta ocasión no habrá efecto López Obrador. 


En Coahuila sucede lo mismo, se habla de que Rodrigo Fuentes debe dejar su lugar, debe de dejar el puesto como líder estatal del Revolucionario Institucional, por lo que el gobernador Miguel Riquelme como primer priísta, debe de buscar un perfil con experiencia, que le garantice un trabajo en las bases y que le pueda dar resultados. 

Sabe el mandatario estatal que en tres años habrá nuevamente elecciones, por lo que también puede recuperar el terreno perdido y mucho de lo que gane o pierda, se lo podrá deber al trabajo que haga al frente del país el virtual Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien si cumple lo prometido, seguirá teniendo el poder, pero si en sus primeros años de gobierno le falla a los mexicanos, su partido Morena se podría derrumbar. 

No cabe duda que en este tsunami también el PAN salió perjudicado y sus dirigentes en ambos estados deben de tomar cartas en el asunto. En Coahuila, ya se habla de dejar fuera al grupo de Guillermo Anaya Llamas, quien prácticamente tenía secuestrado al partido. Por el otro lado, la gente de Morena sabe que diputaciones, senadurías y alcaldías, prácticamente les cayeron del cielo y ahora para conservarlas, deberán trabajar en bien de los ciudadanos. 

Todo es volver a empezar. 



walter.juarez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.