• Regístrate
Estás leyendo: Presiones a medias
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.06.2018 / 03:45 Hoy

Vida cotidiana

Presiones a medias

Luis Walter Juárez

Publicidad
Publicidad

No cabe duda que ya son otros tiempos para el líder de la Onappafa, José Guadalupe Barrios, quien ya no cuenta con el suficiente apoyo de sus agremiados, ya no tiene el mismo poder de convocatoria.El pasado domingo citó a una reunión y la verdad que fueron muy pocos los que acudieron a su llamado. El lunes dijo el dirigente “onappafo’ que iniciaría con la quema de un auto diario sobre el periférico, a la altura del edificio Coahuila y lo único que hizo fue bloquear esa carretera tan transitada.Fueron muy pocos los agremiados, quienes con algunas pancartas lo acompañaron en su bloqueo al periférico. Pero como el profe Barrios se las sabe de todas, todas, le dijo a esa “minimultitud” que había llegado a un acuerdo con las autoridades, las cuales prácticamente le rogaron que no bloqueara la rúa y además le dijeron que no habría más multas.Eso es lo que él le dijo a sus pocos agremiados, ya que como se las gasta el líder de la Onappafa, no se duda que solamente sean palabras que salieron de su ronco pecho para calmar las aguas.También les dijo a los dueños de los autos asegurados, que el viernes llegará un representante del gobierno para platicar del problema, de las multas y lo principal, a entregarles los vehículos que fueron decomisados y que se encuentran bajo resguardo de la Recaudación de Rentas.Recordamos que hace ya muchos años, el profe Barrios utilizó la misma táctica, la de quemar carros para presionar a los gobiernos estatales y federales, la de bloquear carreteras, casetas y edificios públicos. Pero en aquellos años eran muchos los propietarios de autos “chuecos” quienes lo seguían.Ahora son otros tiempos, el dirigente ya no trae tanta gente que lo siga y todo indica que el gobierno federal no habrá de doblar las manos, ya que por ello están implementando medidas para evitar que sigan entrando al país vehículos chatarra o de desperdicio, algo que el dirigente de la Onappafa sabe.Esta historia tiene mucho camino por delante, saben los protagonistas que el estira y afloje seguirá, que por un lado las amenazas de quemar carros y bloquear carreteras continuarán, mientras que por el otro, el gobierno estatal tendrá que ceder, para evitar conflictos durante un año electoral y eso Guadalupe Barrios lo sabe, por lo cual está aprovechando la oportunidad.


walter.juarez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.