• Regístrate
Estás leyendo: Mucho ruido y pocas...
Comparte esta noticia
Jueves , 20.09.2018 / 04:32 Hoy

Mucho ruido y pocas...

Publicidad
Publicidad

En los últimos días, se han visto más patrullas circular por toda la ciudad, se pueden observar lo mismo a elementos de Vialidad que de Seguridad Pública, pero no se diga a los de Fuerza Coahuila o los llamados Gates, pero ni así pueden contener los robos de vehículos, los asaltos y en general, los delitos del fuero común.

Pero por si algo faltara, desde que inició la presente administración, varios elementos policiacos se han visto involucrados en accidentes, en algunos han sido responsables por su imprudencia, pero en otros participaron en choques por culpa de particulares.

En una tienda de conveniencia, un joven encargado se enfrentó a tres delincuentes, los cuales iban armados y a puño limpio los corrió prácticamente, mientras que de los policías, ni sus luces. La pregunta es de qué sirve tanta patrulla, tanta torreta encendida, si los elementos parecen caballos de volantín, pasándosela a vuelta y vuelta.

Los elementos de Tránsito, se sienten más vigilados por su nuevo director, pero en cuanto pueden, le encajan el diente a los automovilistas, lo mismo por el Diagonal Reforma que en el bulevar Revolución o en la calzada Abastos.

A los policías municipales también hay que reconocerles que al recibir reportes, tienen una reacción de respuesta más rápida, cuando en otros tiempos tardaban mucho o simplemente no acudían.

Saben que los ojos de la ciudadanía están puestos en ellos, que cualquiera con un teléfono celular los puede captar realizando acciones indebidas, por lo que no les queda de otra más que trabajar, ya que de lo contrario pueden ser víctimas de las redes sociales.

Es mucho el ruido que se ha hecho en estos primeros días de administración, pero a los polis de las diferentes corporaciones y a los oficiales de Tránsito, les hace falta dar más resultados, hacer sentir a la ciudadanía segura y así confirmar lo que el alcalde Jorge Zermeño comenta.

Es momento en que el Fiscal General de Coahuila también haga su chamba, les exija a los ministerios públicos que se pongan a trabajar y que ya no dejen a cualquier delincuente en libertad, ya que se cae en un juego de nunca acabar.


walter.juarez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.