• Regístrate
Estás leyendo: Mucho movimiento
Comparte esta noticia
Domingo , 23.09.2018 / 14:20 Hoy

Vida cotidiana

Mucho movimiento

Luis Walter Juárez

Publicidad
Publicidad

No cabe duda que el llamado Buen Fin movió a muchos laguneros, los malls lucieron a reventar, los centros comerciales se vieron repletos y hasta el centro de la ciudad de Torreón estuvo muy visitado.

Platicando con varios de los que acudieron a realizar sus compras, la mayoría salió decepcionada con los precios, ya que sintieron que algunos habían sido aumentados con anterioridad y ahora que fue el Buen Fin, les hicieron las famosas rebajas. Otros, consideraron un engaño las ofertas, ya que en muchos establecimientos se ofrecieron descuentos del 20 por ciento, pero el mismo se aplicaba en monedero electrónico, por lo que solamente fue un engaño.

En algunas tiendas de ropa y zapatos, se observaron letreros en los que anunciaban descuentos de 40 por ciento o más, pero ya cuando se llegaba a las mismas, resulta que en letras chiquitas se decía que sólo en mercancía marcada, mientras que otros avisos tenían la leyenda de “se aplican restricciones”.

En pocas palabras, las prendas del momento, los zapatos de moda, esos no tenían descuentos y solamente se aplicaban a una cuanta mercancía, de esa que no sale y tiene meses en la bodega. Pero los que salieron ganando en estos cuatro días del Buen Fin, fueron los negocios de comida en los malls, las cafeterías, ya que muchos de los asistentes, quienes al ver que realmente los estaban engañando con los precios, prefirieron pasar un buen rato en familia y degustar alimentos, para luego pasarse al cine o bien, regresarse a sus hogares a ver una buena película.

Pero hay algo de lo que no cabe duda, que los grandes ganadores fueron nuevamente los bancos, ya que los grandes comercios ofrecieron ventas con tarjetas de crédito, con las cuales podían pagar a 18 o 24 largos meses y la verdad que muchos laguneros se encharcaron, por lo que terminarán de pagar sus deudas en agosto de 2018 o febrero de 2019. Ahora, muchos saben que sus salarios estarán sujetos a los pagos mensuales en sus tarjetas de crédito, por lo que para los gastos de las fiestas decembrinas, habrán de ocupar sus aguinaldos y para la cuesta de enero, empezar a sufrir y a empeñar parte de lo que se compró en la época navideña.


walter.juarez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.