• Regístrate
Estás leyendo: Medida recaudatoria
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 16:49 Hoy

Vida cotidiana

Medida recaudatoria

Luis Walter Juárez

Publicidad
Publicidad

Hace unos días, la Comisión de Hacienda del Cabildo de Torreón, aprobó por mayoría un convenio con el Congreso del Estado, el cual indica que todos los vehículos que participen en un accidente vial y tengan adeudos como la tenencia, traer placas vencidas, serán retenidos, hasta que no se pongan al corriente con sus pagos. También se estableció que los carros de procedencia extranjera que se vean involucrados en cualquier percance vial, serán llevados al corralón y consignados a la Secretaría de Hacienda. Lo que se recaude por medio de la Recaudación de Rentas, se dividirá en un 50 por ciento, por lo que este convenio se observa como una medida recaudatoria. Muchos de los vehículos que participan en accidentes viales, no traen placas, las mismas están vencidas, traen permisos y tras pagar las multas correspondientes, vuelven a la circulación, mientras aquellos que cuentan con toda su documentación, tienen que hacer el mismo papeleo y al final hay ocasiones en que se quedan con las ganas de que les paguen los daños y eso no sucede. En fin, la medida puede ser buena, ya que no es posible que los deudores sigan circulando tranquilamente sin pagar refrendos, tenencias, placas, por lo que ya era hora que los metieran en cintura. Claro que la culpa es del gobierno, ya que siempre habla de que habrá operativos, que detendrán los vehículos que no tengan su documentación en regla, que les exigirán los pagos y nada sucede. En Torreón les encargan el trabajo a los de la Recaudación de Rentas, acompañados por agentes de Tránsito, pero estos señores colocan sus retenes una hora, aseguran un sinnúmero de autos, camionetas y motocicletas, para luego retirarse y olvidarse del asunto, encargándoles a los oficiales de Vialidad que los apoyen. Ahí en donde está el problema, ya que los “cumplidos” agentes de Tránsito, lo primero que hacen es parar vehículos, decirles a los conductores que son indicaciones de la gente del Gobierno del Estado, pero que por una módica cantidad, los pueden dejar seguir su camino. Al final, si en un accidente aseguran los vehículos sin documentos en regla o de procedencia extranjera, el ayuntamiento gana, lo mismo que el gobierno estatal. Pero si le piden ayuda a Tránsito y Vialidad, los agentes se llevan la mejor tajada, ya que ellos primero sangran a los automovilistas y si éstos no aceptan dar mordida, los multan y es cuando el dinero puede entrar a las arcas municipales. La medida es buena en contra de los autos “chocolates” y para quienes no les gusta pagar sus impuestos, pero de que es recaudatoria, eso ni duda cabe, aunque el alcalde diga lo contrario.


walter.juarez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.