• Regístrate
Estás leyendo: Les tupieron
Comparte esta noticia
Miércoles , 14.11.2018 / 08:35 Hoy

Vida cotidiana

Les tupieron

Luis Walter Juárez

Publicidad
Publicidad

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación le pegó con todo a Guillermo Anaya y compañía, al dar un contundente 7-0 a favor de Miguel Riquelme. No cabe duda que desde que culminó la elección y después de festejar un triunfo anticipado, el gozo se fue al pozo y el que fuera candidato del PAN a la gubernatura, Guillermo Anaya, empezó con una campaña de mentiras, creo un frente por la “Dignidad”, acompañado de los otros cuatro contendientes.

Todavía se recuerda las miles de hojas que según Anaya Llamas se presentaron, en las cuales se documentaba el fraude electoral, para después cambiar la jugada y pelear por el rebase de los topes de campaña. Fue una mentira tras otra, hasta llegar a decir que ya las elecciones en Coahuila estaban prácticamente anuladas, lo mismo que sus amigos Javier Guerrero, el independiente, Armando Guadiana, de Morena y las comparsas José Ángel Pérez y Luis Salinas.

En fin, después del veredicto del Tribunal Electoral, se observó que todo lo dicho por Memo Anaya fue mentira, ya que los mismos magistrados así lo dieron a entender, al tumbar todas las demandas del panista y las que presentaron sus amigos. Ahora, ya nada hay que hacer, algo que los del frente por la “Dignidad” lo saben, ya que tras el duro golpe que les dio el Tribunal Electoral, parece que prefirieron guardarse, por lo que hasta el momento no han hecho declaraciones, lo cual es un síntoma que aceptaron la derrota.

Fueron muchos los votos de diferencia, por lo que la judicialización, solamente fue un vil engaño, principalmente para aprovecharse de los coahuilenses, así como para promocionarse para seguir en la política.

Memo Anaya va por una senaduría, Armando Guadiana de Morena, también buscará ser senador y José Angel Pérez, buscará un “hueso” en el partido de López Obrador, mientras que Lucho Salinas seguirá en sus negocios.

Aquí el que perdió, pero también ganó, fue Javier Guerrero, quien pese a tener todo para inclinar la balanza a favor de Memo Anaya, se mantuvo en la raya y no se enemistó con la gente del tricolor y a lo mejor, algo recibirá como premio a su lealtad. Miguel Riquelme ya es gobernador, ahora deberá trabajar por los coahuilenses y sin rencores.


walter.juarez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.