• Regístrate
Estás leyendo: La falta de empleos
Comparte esta noticia

Vida cotidiana

La falta de empleos

Luis Walter Juárez

Publicidad
Publicidad

Hace unos días se llevó a cabo una feria del empleo de la Expo Industrial Mecánica Canacintra, la cual reunió a más de dos mil personas y las vacantes ofertadas eran tan sólo 500. En esa ocasión la feria del empleo era muy dirigida a personas con estudios específicos, por lo que muchos de los que actualmente siguen sin encontrar trabajo, no tenían ninguna opción de competir.Eugenio Treviño, presidente de Canacintra Torreón, fue claro al decir que se requiere la creación de 10 mil empleos, para que de esa manera muchos torreonenses puedan tener mejores oportunidades y no busquen caminos incorrectos que los lleven a delinquir.Pero quizá se quedó cortó el señor Eugenio Treviño con la cifra que dio, ya que son miles de laguneros los que están sufriendo ante la falta de un buen trabajo, muchos de los cuales, pese a tener estudios, tienen que dedicarse a lo que se encuentren en su camino.Rubén Moreira Valdez, gobernador de Coahuila, y Miguel Riquelme Solís, alcalde de Torreón, han realizado viajes a Asia y a Europa, para promover las tierras laguneras e invitar a las grandes empresas a invertir.Algunas se han interesado y otras han dicho que pronto habrán de tomar la decisión de instalarse en Torreón, por lo que de hacerlo, se daría un buen paso en la creación de empleos, los cuales hacen mucha falta en estos momentos.Hay desempleados de todas las edades, pero los que están sufriendo más son aquellos que ya pasaron de los 40 años, ya que difícilmente son tomados en cuenta en las diferentes empresas, sin importarles que su capacidad esté más que demostrada.La edad se está convirtiendo en un problema, cuando se sabe que estas personas tienen la fuerza y la capacidad necesaria para sacar adelante cualquier trabajo, que están en esa edad en la que ya maduraron y se convierten en personas productivas y responsables.Ojalá que el alcalde Miguel Riquelme Solís no se quede con los brazos cruzados, que invite no solamente a las empresas internacionales, sino a las nacionales, para que inviertan en estas tierras.Lo malo es que muchos de esos jóvenes al terminar sus estudios, se encuentran con la triste realidad de que no hay empleos y que su futuro no es nada halagador. No cabe duda que faltarán muchas ferias de empleo para solucionar el problema que se vive en la región.


walter.juarez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.