• Regístrate
Estás leyendo: El Nazas provoca temor
Comparte esta noticia
Jueves , 16.08.2018 / 10:13 Hoy

Vida cotidiana

El Nazas provoca temor

Luis Walter Juárez

Publicidad
Publicidad

Mientras que para algunas familias el ver correr el agua por el lecho seco del Nazas es una novedad, una atracción, algo para disfrutarse, para otras, para quienes viven en las márgenes de este afluente, se convierte en un verdadero peligro, al saber que sus viviendas están en riesgo de ser arrasadas por las fuertes corrientes.

Las últimas lluvias registradas en la sierra de Durango, han provocado que las presas Lázaro Cárdenas y Francisco Zarco estén almacenando mucha agua, la cuales de seguir llenándose, corren el riesgo de desbordarse, por lo que las autoridades de la Comisión Nacional del Agua, decidieron de inicio desfogar la presa Francisco Zarco, para derivar primeramente el agua por canales de riego, pero al ver la realidad del problema, de última hora confirmaron que el líquido correrá por el lecho seco del Nazas, claro, en “forma controlada”, para evitar arrastre las obras que en el mismo se están haciendo.

En estos momentos hay una real preocupación en los diferentes asentamientos irregulares, ya que los habitantes de los mismos, saben del peligro que corren, por lo que ante el aviso de las autoridades, tendrán que tomar algunas medidas de precaución, como abandonar sus viviendas con la mayor parte de sus pertenencias, para evitar que éstas se pierdan en caso de que el agua que corra por el Nazas se llegue a desbordar.

Las lluvias ya han ocasionado daños en varias comunidades, pero ahora la situación es diferente, ya que por el lado de Viesca y Matamoros, se encuentra el río Aguanaval, el cual normalmente sufre de avenidas extraordinarias, por lo que el agua se sale de su cauce, rebasa los puentes y deja a muchas comunidades incomunicadas.

Además, debido a la fuerte corriente, el agua se pasa por los pozos conocidos como “tuzeras”, los cuales son realizados por los topos y por ahí llega hasta las comunidades, metiéndose a las viviendas.

En estos momentos las autoridades de Protección Civil de toda la región lagunera se mantienen en alerta, ya que saben que tanto por el lado de Matamoros-Viesca, así como por el lecho del Nazas, el agua podría causar severos daños si llegara a desbordarse.

Ahora, para unos será una atracción acudir a ver llegar el agua pasando el puente plateado, para otros el vigilar que no se lleve sus viviendas y para las autoridades municipales de Torreón, que no se arrase con las obras que ahí llevan a cabo. En fin, el Nazas es de respetarse y ahora solamente queda esperar las consecuencias.



walter.juarez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.