• Regístrate
Estás leyendo: Duro regreso a clases
Comparte esta noticia

Vida cotidiana

Duro regreso a clases

Luis Walter Juárez

Publicidad
Publicidad

Apenas los papás están disfrutando a sus hijos en estas vacaciones, luego de que pasara un semestre en el que a gritos y sombrerazos lograran salir airosos, ahora solamente traen en su mente el famoso regreso a clases.


Los padres que tienen a sus pequeños en escuelas particulares, saben que la habrán de sufrir, ya que en muchas instituciones tienen la mala costumbre de aumentar las colegiaturas, además, la lista de útiles escolares es larga, interminable y hay que cumplir con llevarla, ya que de no hacerlo, los pequeños sufren y muchos maestros o maestras, o como muy pomposamente les dicen “mises”, los exigen. De verdad que muchos papás la sufren, algunos utilizan lo que sus hijos mayores van dejando, pero en ocasiones, los libros, cuadernos, colores y todo lo que piden las “mises” deben ser nuevos.


Es increíble que los precios de muchos artículos escolares sean tan caros en las diferentes papelerías de la región, cuando en la misma Ciudad de México los costos de la mayoría de lo que viene en las famosas listas, están a menos de la mitad de precio.


No cabe duda que es un negocio redondo, en donde todo parece que para algunos es ganar ganar, pero para los papás, es gastar gastar. Tienen los padres de familia que hacer milagros, estirar el dinero al máximo y como último recurso pedir préstamos o bien, acudir a alguna casa de empeño. Pero no solamente son los útiles, también hay que comprarles a los niños y niñas sus uniformes, tanto de gala como de deportes y para el uso diario, así como tenis y zapatos.


Estos últimos, para que el gasto no sea tan pesado, los sufridos papás los pagan con vales en las zapaterías, por lo que terminan pagándolo en varias quincenas. 


Es difícil el camino para quienes tienen hijos estudiando, ya que no solamente son los niños de kínder o primaria, también están los jovencitos de secundaria y no se diga los que van o están en preparatoria o universidad, en donde los gastos son realmente altos.


Es un verdadero sacrificio el que hacen los padres de familia, ya que con tal de ver a sus hijos aprender, salir adelante y forjarles un futuro, que importa vivir con deudas y empeñar lo poco que se tiene en los hogares. Qué difícil es el regreso a clases.



walter.juarez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.