• Regístrate
Estás leyendo: De nuevo
Comparte esta noticia
Sábado , 21.07.2018 / 13:31 Hoy

Vida cotidiana

De nuevo

Luis Walter Juárez

Publicidad
Publicidad

Mientras que los agentes de Vialidad, parece que de nueva cuenta volvieron a la “carga”, al realizar, principalmente durante las noches detenciones de automovilistas, los elementos de Fuerza Coahuila, también están deteniendo vehículos “sospechosos”, con la finalidad de revisar sus papeles y si no cuentan con los mismos o son de procedencia extranjera, llevarlos al corralón.

Los oficiales de Tránsito andan como “loquitos” durante las noches, se les puede ver muy activos por el Diagonal Reforma, la avenida Juárez, la calzada Abastos y no se diga por el bulevar Revolución, arterias en las que se dedican a detener cuanto automovilista se les atraviesa.

Muchos de estos elementos, no prenden sus torretas y parecen “cazadores furtivos”, buscando víctimas que les puedan generar ganancias, por lo que si ven a un automóvil circulando con alguna luz fundida o bien con cualquier detalle, lo detienen y le clavan el diente, mientras que a los que pasan a exceso de velocidad, no los persiguen, ya que puede ser algún funcionario, algún influyente o un junior, quienes les pueden acarrear problemas con sus jefes.

Estos elementos están en algún crucero, en espera de que alguien de alguna vuelta prohibida para detenerlos, además, también les gusta parar automóviles antiguos, los que saben que en muchas ocasiones traen problemas mecánicos o bien, que no cuentan con algún documento y es ahí en donde entra su labia, su verborrea, para decirle al propietario todo lo que tendrá que pagar en multas, por lo que es mejor que coopera para la causa, que se ponga la del puebla y con un “moche” poder seguir su camino.

Las autoridades de Tránsito solamente dicen que si es un vehículo extranjero o mexicano, el cual comete una infracción, se le aplica una multa, ya sea por pasarse un semáforo en rojo, estacionarse mal o conducir a exceso de velocidad.

Por otro lado, los elementos de Fuerza Coahuila, se les puede ver durante las noches vigilar las calles de Torreón, pero lo hacen con luces apagadas, a baja velocidad y provocando temor entre los ciudadanos.

Se les puede observar deteniendo lo mismo a personas que automovilistas, para “revisiones de rutina”, lo cual no está mal, ya que es para mantener la seguridad, pero lo malo es que lo hacen con prepotencia, con excesos y si alguien les contesta, de inmediato van a parar a las celdas de la Colón. Se acabó la violencia extrema, pero ahora hay que sufrir con los de Vialidad y los de Fuerza Coahuila.


walter.juarez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.