• Regístrate
Estás leyendo: Cementerios
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 15:40 Hoy

Vida cotidiana

Cementerios

Luis Walter Juárez

Publicidad
Publicidad

Como era de esperarse, los distintos cementerios de la Región Lagunera se vieron saturados, los visitantes desde temprana hora empezaron a llegar, muchos con sus flores en la mano, así como sus cañas de azúcar.

Otros arribaron a los panteones acompañados de mariachis, bandas, para cantarles a los difuntos.

Se vivió una verdadera romería, afuera de los camposantos, se podían observar un sinnúmero de comerciantes, quienes trataban de conseguir clientes para sus flores, buscando dar sus mejores precios.

Llegaron las familias con cubetas en la mano, buscando los estanques para acarrear agua y empezar la limpia de la tumba, otros más con sus escobas iniciaron las labores de limpieza.

No faltaron aquellos que se pasaron gran parte del día en el cementerio, recordando las anécdotas de sus difuntos. Fue como un día de campo, traían comida y ahí, frente a las lápidas, empezaron a degustar sus alimentos, mientras que otras familias se dedicaban a rezar, a orar por aquellos que ya partieron.

Fue una mañana colorida y conforme fue pasando el tiempo, más familias llegaban a estos camposantos, los cuales en sus tumbas lucían flores alusivas al momento, por lo que el colorido era espectacular. No faltaron aquellos que no pudieron evitar soltar las lágrimas, aquellos que con gran cariño recordaron a sus seres queridos.

Algunos músicos se aparecieron por su cuenta, algunos en duetos, otros en tríos, hubo de todo, ofreciendo sus servicios a los asistentes, quienes con gusto pagaron para que les tocaran las canciones, que a quienes se adelantaron en el camino, más les gustaban.

Las autoridades policiacas vigilaban en los alrededores de los panteones, otros en los interiores, buscando dar la tranquilidad a los visitantes, mientras que el personal de Protección Civil coordinaba las acciones para que todo estuviera en orden.

Tampoco faltaron aquellos empleados del municipio, quienes se encargaron de vigilar que los puesteros pagaran los derechos de piso, así como quienes tenían la consigna de evitar que los mismos alteraran los precios a los consumidores.

Los que hicieron su agosto fueron aquellos que se alquilaron para acarrear agua, ya que no se daban abasto para surtir a las cientos de familias que se dieron cita, para hacer una limpia en las tumbas de sus difuntos.

Se pasó el día entre música, comida y flores, por lo que al final todos salieron contentos, luego de haber cumplido con la tradición del “Día de Muertos” y haber recordado a sus familiares que ya partieron. Ya pasó halloween, los días de finados, lo que sigue es el día de la Virgen de Guadalupe, las posadas, Navidad y la noche de fin de año, por lo que el 2015 está llegando a su fin.


walter.juarez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.