• Regístrate
Estás leyendo: Caos y locura
Comparte esta noticia
Lunes , 17.12.2018 / 04:03 Hoy

Vida cotidiana

Caos y locura

Luis Walter Juárez

Publicidad
Publicidad

Las obras del Metrobús que se llevan a cabo hacia el oriente de la ciudad, principalmente en el bulevar Revolución y Francisco Sarabia, han convertido el tráfico vehicular en un verdadero caos y la locura para muchos conductores. Se puede ver en los rostros de quienes tienen la desgracia de pasar por el lugar, la desesperación al no poder avanzar, pese a que los oficiales de Tránsito y Vialidad están en el lugar para ayudar a controlar el tráfico.

Sobre el mismo bulevar, pero a la altura de la clínica 16 del Seguro Social, también están las obras de este nuevo transporte, mismas que son un impedimento para muchas personas que llegan a consultas, van a realizar sus ejercicios o por algún medicamento.

Ahora, los derechohabientes tienen que estacionarse varias cuadras a la redonda del hospital, para luego caminar hacia la institución de salud.

Sabemos que todo es en aras de la modernidad, que en cuanto funcione el Metrobús, habrá de sufrir Torreón una transformación en cuanto al transporte urbano, ya que se espera que muchos camiones de diferentes rutas saldrán del bulevar Revolución. También se esperan consecuencias, ya que los transportistas no se quedarán de brazos cruzados, exigirán que los dejen circular por el interior del primer cuadro de la ciudad, ocasionando con ello un caos vial y un peligro latente para los peatones.

Sabemos cómo se las gastan los choferes, la forma tan acelerada de conducir y por lo cual son un verdadero peligro al volante. Se dice que traerá el Metrobús más beneficios que perjuicios, pero hasta el momento han sido solo problemas, muchos comercios se han visto afectados por las obras, mientras que los automovilistas tienen que buscar alternativas viales, para poder librar los trabajos que se llevan a cabo en diferentes sectores.

En fin, todo es parte de la modernidad o bien, de la gente de Obras Públicas, dirección que se ha encargado de realizar obras programadas a terminarse en determinado tiempo y nunca ha cumplido, por lo que no se duda que ni en la próxima administración de Jorge Zermeño, habrá de empezar a circular el Metrobús. Sólo queda sufrir y esperar a que todo termine.


walter.juarez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.