• Regístrate
Estás leyendo: Unidad en la diversidad
Comparte esta noticia
Miércoles , 12.12.2018 / 06:35 Hoy

Para Reflexionar

Unidad en la diversidad

Luis Rey Delgado García

Publicidad
Publicidad

La sociedad mexicana se caracteriza por diferencias económicas, sociales y culturales, se distingue por distintas razones de unión y desunión. 

Nos une un idioma, una conquista, una independencia, incluso la idea de ser mejores personas, pueblo de progreso, sueños encontrados, y en esta formación de una democracia joven incluyente, resaltan los esfuerzos de grupos organizados. 


La desunión y la búsqueda de intereses propios de los políticos se refleja en el excesivo cuerpo del gobierno, una maquinaria costosa, un sistema burocrático poco actualizado para las necesidades de México de hoy. 

El interés particular es suministrar al órgano del Estado, un altísimo gasto corriente que fluctúa entre el 11 y 12 % de PIB. 

Existen distintos medios para combatir este tipo de armazones públicos, primero con la participación activa de los ciudadanos en la transición a la democracia a través del voto y la inserción en partidos políticos incluyentes (no los tradicionales), donde verdaderamente coincidan la fuerza, el ímpetu y el deseo de trabajar por el suelo donde se ha nacido. 

Otra manera de participación es el trabajo voluntario en Organizaciones Civiles, Organismos No Gubernamentales que desarrollen íntegramente al individuo y lo forjen para ser ciudadano activo en la conjunción de esfuerzos. 

La Organización civil permite vincular a personas de diversas profesiones, actividades económicas, perfiles sociales, aficiones, intereses políticos y motivaciones personales. 

La función que cumplen es generar consciencia en la población de su importante papel. Son grupos que empujan causas sociales, con objetivos específicos que contribuyen a la integración social. 

La participación es en distintos frentes, depende de los intereses y convicciones de las personas para combatir el enemigo número uno de los países subdesarrollados que es la indolencia de su gente. 

Celebramos la multiplicación de organizaciones de la sociedad civil, celebramos la mayor participación cívico política, la atención a las poblaciones más vulnerables, celebramos la convicción de cuidarnos más unos a otros y de buscar juntos mejorar nuestra calidad de vida. 

Al mismo tiempo hay que celebrar la diversidad de causas, objetivos y zonas de acción que las organizaciones de la sociedad civil emprenden motivadas por una preocupación genuina por los altos niveles de pobreza, por el deterioro del medio ambiente, por la corrupción y deshonestidad de las transacciones comerciales, la simulación y el soborno, y por el descaro de los políticos. 

Pero nos duele, nos asusta y nos preocupa mucho, el encono, los protagonismos y las descalificaciones entre organismos de la sociedad civil, entre personas que participan en ellas. Hoy, más que nunca, es necesaria la unidad en la diversidad, las buenas causas convergen siempre a pesar de los caminos divergentes elegidos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.