• Regístrate
Estás leyendo: Suponer
Comparte esta noticia
Jueves , 13.12.2018 / 12:52 Hoy

Para Reflexionar

Suponer

Luis Rey Delgado García

Publicidad
Publicidad

La suposición consiste en dar por cierto algo a partir de una serie de deducciones o conjeturas. Pero sin corroboración experimental, es más parecido a una hipótesis, aunque con estructura simple. Es una práctica común suponer qué hay detrás de los sucesos y hechos que acontecen diariamente.


Una necesidad del ser humano es la capacidad de sentirse emocionalmente seguro, y para ello, crea esa sensación de seguridad que tanto desea a través de diferentes medios y mecanismos, entre los que podemos encontrar a las suposiciones. Suponer es algo que hacemos con mucha frecuencia. Tendemos a hacer suposiciones sobre casi todo a lo largo de nuestra vida. Y aun teniendo la oportunidad de saber lo que ocurre en realidad, muchas veces damos por ciertas determinadas suposiciones, sin estar lo suficientemente contrastadas y comprobadas.


El problema es que hacemos suposiciones que vemos finalmente como verdad, constituyendo uno de los principales motivos de discusiones y conflictos que se producen en las relaciones interpersonales. Hacemos suposiciones de cómo los demás piensan, qué hacen o cómo van a actuar, e incluso llegamos a tomárnoslo como una cuestión personal, culpándoles después por todo ello. Además también suponemos sobre nosotros mismos. La mayoría de las veces que hacemos suposiciones, nos estamos buscando problemas. 


Suponemos, malinterpretamos, personalizamos y hacemos de un grano de arena, una montaña.


Es mucho más fácil suponer, casi de manera automática, que interrogar al otro o a nosotros mismos, por eso las suposiciones se multiplican, complicando la comunicación.


Así mismo no hacemos preguntas, temerosos de confundirnos y no preguntar lo correcto, o de parecer demasiado entrometidos. 


Parte de nuestra educación es responsable de todo esto, “suponiendo” que hacer preguntas puede resultar peligroso, y asumiendo la comunicación a partir de las suposiciones.


Por ello hay que preguntar siempre, para asegurarnos de que las cosas queden claras y de que por mucho que queramos no sabemos todo de la situación, pues existen muchos puntos de vista diferentes al nuestro, cada uno con sus preferencias, No hay que dar nada por hecho.


No es necesario hacer suposiciones. El día que consigamos no hacerlas habremos aprendido una nueva forma de comunicación, donde destacará la claridad de nuestras palabras. La base de muchos problemas en las relaciones interpersonales se encuentra en la creación de las suposiciones.


“Ni tu peor enemigo puede hacerte tanto daño como tus propios pensamientos” No demos por supuesto nada. 



luisrey1@prodigy.net.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.