• Regístrate
Estás leyendo: Relaciones interpersonales
Comparte esta noticia
Miércoles , 17.10.2018 / 07:07 Hoy

Para Reflexionar

Relaciones interpersonales

Luis Rey Delgado García

Publicidad
Publicidad

Las relaciones en la familia, en el trabajo, con los amigos… son parte central de nuestras vidas. Ninguna relación es perfecta pero podemos trabajar para hacerlas saludables y positivas. Sin embargo las relaciones se pueden deteriorar o enfermar y existen algunas señales de una relación enfermiza, por ejemplo, en una relación enfermiza, lo que podría o debería ser remplaza lo que es, nos pueden dejar sintiéndonos incómodos, tristes y temerosos. El temor, el dolor y la ira no deben ser parte regular de una relación. En una relación enfermiza: Se experimenta presión para cambiar quien es, por la otra persona. Existe preocupación por las consecuencias cuando no se está de acuerdo con la otra persona.

Constantemente se tienen que justificar sus acciones (a dónde va, a quién ve). No tiene privacidad o está forzado a compartir todo con la otra persona. Hay gritos o violencia física durante una discusión. Una persona controla o manipula a la otra. No tiene amigos en común o no respeta a los amigos ni a la familia de la otra persona. Hay un control desigual de los recursos (comida, dinero, carro, etc.). Se llaman relaciones tóxicas a aquellas que durante o después de algún encuentro nos dejan “mal”, con mal humor, tristes o humillados. Son esas interacciones donde por más que queramos siempre terminamos con el ceño fruncido. Desde un vecino manipulador, hasta un jefe con altibajos de humor o una compañera que nos pone “malacara”. Las relaciones tóxicas pueden estar donde menos pensamos y nos pueden hacer un daño mayor al que imaginamos.

Por ello es muy importante que las relaciones sean sanas, maduras, respetuosas y verdaderamente interpersonales, respetar al que gusta o piense de manera diferente; reconocer, valorar y aceptar (con sus diferencias) es un elemento fundamental para construir relaciones interpersonales basadas en el dialogo auténtico, abierto y sincero. De esa manera habrá que crear un ambiente positivo, libre de tensiones y sobre todo de afecto y de unión. Ambiente de crecimiento personal. Y aunque no existen recetas generalizadas, lo importante es la voluntad, el interés y la disponibilidad para interactuar y relacionarse con otros de manera efectiva y satisfactoria.

Durante nuestra vida establecemos muchas relaciones con diferentes personas, familiares, amistades, compañeros de trabajo o de estudio, a través de ellas intercambiamos diferentes formas de ver la vida, compartimos necesidades, intereses y afectos… son nuestras relaciones interpersonales.


luisrey1@prodigy.net.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.