• Regístrate
Estás leyendo: La ternura
Comparte esta noticia
Martes , 13.11.2018 / 01:02 Hoy

Para Reflexionar

La ternura

Luis Rey Delgado García

Publicidad
Publicidad

La ternura es el sentimiento ante personas, cosas o situaciones que se consideran merecedoras de un amor o un cariño gratuito, se caracteriza por el afecto y el desinterés que impulsa a querer a alguien, a buscar protegerlo y cuidarlo. La ternura es la expresión más serena, bella y firme del amor. Es el respeto, el reconocimiento y el cariño expresado en la caricia, en el detalle sutil, en el regalo, en la mirada o en el abrazo sincero. Gracias a la ternura, las relaciones afectivas crean las raíces del vínculo, del respeto, de la consideración. Sin ternura es difícil que prospere la relación de pareja. Pero además es gracias a la ternura que nuestros hijos reciben también un sostén emocional fundamental para su desarrollo. 


Los recuerdos que más acompañan en los últimos momentos de la vida no tienen que ver con momentos de triunfo o de éxito, sino con experiencias de encuentro profundo con un ser amado, un momento de intimidad cargado de significado: palabras de gratitud, caricias, miradas, un adiós, un reencuentro, unas gracias, un perdón, un te quiero. Son esos instantes los que quedan grabados en la memoria, el cuidado y el afecto. 


Oscar Wilde decía que en el arte como en el amor es la ternura lo que da la fuerza. Mahatma Gandhi, en el mismo sentido, decía que un cobarde es incapaz de mostrar amor. paradójicamente, la ternura no es blanda, sino fuerte, firme y audaz, porque se muestra sin barreras, sin miedo. La ternura es un acto de coraje y de voluntad para mantener y reforzar el vínculo de una relación. La ternura hace fuerte el amor y enciende la chispa de la alegría en la adversidad. Gracias a ella, toda relación se hace profunda y duradera porque su expresión es el deseo de que el otro esté bien. 


La ternura implica, confianza y seguridad en uno mismo. Sin ella no hay entrega. Y lo más paradójico es que su expresión no es ostentosa, ya que se manifiesta en pequeños detalles: la escucha atenta, el gesto amable, la demostración de interés por el otro, sin contrapesos. 


La ternura expresa además la calidad de una relación. Desarrolla su extraordinario valor en los momentos difíciles. Expresar el afecto, saber escuchar, hacerse cargo de los problemas del otro, comprender, acariciar, cultivar el detalle, acompañar, estar física y anímicamente en el momento adecuado, son actos de entrega cargados de significado. 


Probablemente en el futuro se descubrirá que en nuestro cerebro y en todo nuestro organismo neurofisiológico residen nuevas y desconocidas capacidades del ser humano relacionadas con lo que ya hoy se define como “las claves de la inteligencia emocional” e “inteligencia cultural”: la empatía, la conciencia emocional de uno mismo, la transparencia, el optimismo, la iniciativa, la vocación de servicio, la inspiración, la alegría, la confianza y, seguramente, la ternura. Sentimiento que a veces, generalmente los varones, no nos permitimos experimentar, o si lo experimentamos no nos permitimos expresar con libertad.



luisrey1@prodigy.net.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.