• Regístrate
Estás leyendo: Hacerse a uno mismo
Comparte esta noticia

Para Reflexionar

Hacerse a uno mismo

Luis Rey Delgado García

Publicidad
Publicidad

En el pasado, no nos preocupábamos por trabajar la autoestima pues, prácticamente todas las cosas importantes de la vida, como con quién casarse, en qué trabajar, estaban determinadas por el contexto social. 

Cada quien ocupaba el lugar que le correspondía, tenía que someterse a las normas del grupo sin pensar en el destino personal que estaba decidido por los demás. 

Esto era cómodo, pero era también una forma de asfixia de vivir en total conformidad, simplemente era difícil pensar en construir una identidad propia. 

 
Hoy las cosas han cambiado, nadie nos garantiza prácticamente nada. Hay un vacío relacional y una indiferencia de unos hacia otros. Cada quién debe conquistar por sí mismo el amor, el trabajo, la subsistencia o el futuro. 

Dentro de este contexto individualista es indispensable trabajar en “la invención de uno mismo”, la construcción de la propia identidad, la autonomía psicológica y la conquista personal. 


La autoestima es indispensable para “cambiar el mundo” y para sobrevivir en él. Es la herramienta que nos permite construir nuestra libertad personal y nuestra autonomía psicológica. Sin autoestima, no podríamos resistir la presión social y la manipulación del contexto, seríamos seres limitados y previsibles. 

Si una persona no toma seriamente el asunto de la autoestima, se convierte en víctima del bombardeo social respecto a quién debe ser, cómo debe hacer las cosas, qué debe consumir, donde trabajar, sólo así se siente merecedor de un lugar en la sociedad y del reconocimiento. Todo está predeterminado su modo de pensar, de ser, de actuar y de sentir. 

 Una persona sin autoestima se rige por un pensamiento amaestrado por el exterior con la ilusión de que es suyo dicho pensamiento. La realidad es que, a menor autoestima, los individuos se vuelven, proporcionalmente, más dependientes de la influencia externa a costa de su propia confianza personal. 


Tener autoestima es la manera de ser libre para elegir quien quiero ser, que deseo hacer y cómo hacerlo sin depender de las normas y las reglas de otros. Sin autoestima, la persona vive con piloto automático. 

Cuando no se desarrolla la autoestima o se hace de manera deficiente, el riesgo que se corre es el vivir en piloto automático con dos poderosas influencias: el pasado y del discurso de los otros.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.