• Regístrate
Estás leyendo: Conflicto interno
Comparte esta noticia
Viernes , 21.09.2018 / 15:27 Hoy

Para Reflexionar

Conflicto interno

Luis Rey Delgado García

Publicidad
Publicidad

Para la psicología existencial, son cuatro las preocupaciones esenciales que conforman el núcleo de nuestros conflictos internos: la muerte,la libertad, el aislamiento y la carencia de un sentido de vida. Por ello tenemos miedo y angustia por el abandono, el sentirnos atrapados o aislados, falta e interés o de proyectos de vida. El conflicto interno implica una lucha, una tensión entre lo que deseamos y la realidad. La muerte nos preocupa porque somos conscientes de no poder evitarla, que se contrapone a nuestro deseo de seguir viviendo. En relación a la libertad, experimentamos que nada nos sostiene externamente, que somos responsables de nuestras decisiones y de sus consecuencias, el conflicto nace al ser conscientes del deseo de encontrar cimientos que nos sostengan en nuestras decisiones.

Más allá de la soledad y el abandonoexiste un aislamiento profundo como barrera que se interpone a pesar de alcanzar un alto grado de intimidad con alguien. Es la conciencia de que hay una barrera que nos impide conectar frente al deseo de lograr esa conexión profunda. Y la falta de sentido vital, cuando sabemos que inevitablemente tenemos que morir somos responsables de construir nuestro propio mundo y radicalmente estamos solos. Por ello que cada quien construye y elabora significados vitales que parece una empresa difícil pero no asumirla puede mantenernos en un conflicto permanente con nosotros mismos. Parece ser que los conflictos no resueltos generan nuestro malestar y nuestro enfado con el mundo y sobre todo con nosotros mismos. Esta lucha la podemos interiorizar (dañándonos a nosotros mismos) o la podemos exteriorizar (dañando a los demás).

La mayoría, en algún momento de la vida, entra en una etapa de ensimismamiento, a veces oscura, en la que se reflexiona sobre temas vitales y profundos. Son momentos que se experimentan a oscuras o sin punto de apoyo. En esos momentos de incertidumbre afloran preocupaciones cargadas de significado: la muerte, la libertad, la soledad o el sentido vital.

Para resolver estas preocupaciones no necesitamos explorar el pasado, se trata de meditar, de realizar un ejercicio de introspección para pensar qué decisiones tomamos que nos hacen ser como somos. Las mejoras preguntas que nos podemos hacer son aquellas que partiendo del presente nos proyecten al futuro.

Las respuestas están (siempre han estado) en nuestro interior: Identificar contra qué estamos luchando internamente. Discernir entre el deseo y la realidad.Conectar con el amor, la honestidad, la creatividad, nuestra capacidad de elegir, la conciencia de nosotros mismos y nuestro enorme potencial de desarrollo personal.



luisrey1@prodigy.net.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.