• Regístrate
Estás leyendo: Amor verdadero
Comparte esta noticia
Jueves , 16.08.2018 / 00:19 Hoy

Para Reflexionar

Amor verdadero

Luis Rey Delgado García

Publicidad
Publicidad

El amor es comprendido con tres componentes: intimidad, pasión y compromiso, que nos permiten discernir sobre el amor verdadero y las ilusiones falsas del mismo.

La intimidad, se refiere a aquellos sentimientos que promueven el acercamiento, el vínculo y la conexión. La intimidad incluye el deseo de promover y facilitar el bienestar de la persona a la cual se ama, es un impulso natural y espontáneo. La intimidad también incluye el sentimiento de felicidad junto a la persona amada además del respeto, que es fundamental en la relación.

Experimentar la intimidad es adquirir la capacidad de contar con la persona “saber” que se cuenta con ella para los proyectos importantes de la vida, es entendimiento mutuo, una construcción de día con día, de proyectos compartidos, de manifestaciones de necesidades con entrega y apoyo emocional de una amplia y profunda comunicación, es decir, construir significados compartidos a través de decir y decirse, de expresarse cómo ven la vida, el trabajo, los hijos, los amigos y cómo aprecian el pasado y el futuro. Esto no sucede si no se valora a la pareja que es la clave para la confianza, honestidad, respeto, compromiso, seguridad, generosidad, lealtad, reciprocidad, constancia, comprensión y aceptación.

Para el balance entre la intimidad y la autonomía.

La pasión que es un estado intenso de deseo de unión con la otra persona. Es en gran medida la expresión de deseos y necesidades de autoestima, entrega, pertenencia y satisfacción sexual. En el amor, la pasión interactúa fuertemente con la intimidad y ambas suelen alimentarse entre sí.

Los momentos clave de la relación, la madurez y el tiempo, las circunstancias, e incluso la salud, hacen la diferencia pasional desde donde se construye la relación. Muchos creen que al acabarse la pasión se acaba el amor. Pero la pasión no se acaba, solo se transforma y se reinventa, adquiere matices, más sutiles, menos notorios, pero más finos y elegantes.

El compromiso es lo más significativo del amor verdadero, compromiso a corto y largo plazo. Es decisión de amar a otra persona y mantener ese amor, esencial para periodos difíciles y para volver a otros mejores. El amor de cada día se compone de miles de detalles: preocuparse, enojarse y discutir, incluso perdonar y olvidar; pero al mismo tiempo de momentos solemnes, aniversarios, recuerdos. Sin compromiso no se sostiene la relación por mucho tiempo, ya que somos seres repletos de luces y de sombras, el amor verdadero es hacer frente a lo bueno y a lo malo sin ningún tipo de anestesia.

Contemplar la realidad tal cual es y resolver los problemas a través del compromiso.


luisrey1@prodigy.net.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.