• Regístrate
Estás leyendo: Un baño, por favor (o voto electrónico)
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 03:33 Hoy

Columna de Luis Petersen Farah

Un baño, por favor (o voto electrónico)

Luis Petersen Farah

Publicidad
Publicidad

Con razón, las autoridades electorales del país han llamado héroes a los ciudadanos que fungieron como funcionarios electorales el domingo pasado.

Tanta razón tienen que las cosas no pueden seguir siendo iguales: jornadas de 14, 16 o hasta 18 horas en un día caluroso, bajo un toldo insuficiente para el sol o la lluvia, sin sillas bastantes para funcionarios y representantes de partidos y, en el mejor de los casos, con un escusado portátil y un letrero: “Exclusivo para funcionarios”.

La complejidad de nuestra democracia, que no ha escatimado (y qué bueno) mejoras para el cumplimiento de los derechos de ciudadanos, de candidatos y de partidos, se ha apoyado, yo diría recargado, sobre los funcionarios y representantes de casilla.

A tal grado, que también abundan los funcionarios designados que se resisten al heroísmo, que no aparecen en la casilla a la hora acordada y tienen que ser reemplazados por los primeros votantes de la fila aunque no sepan a qué van. Éste es un fenómeno cada vez más común; el problema es que a la complejidad de la tarea se le suma la falta de capacitación.

Tras la jornada, un porcentaje muy alto de las actas llegan (ejemplo: Monterrey y Guadalupe, aquí en el estado) con inconsistencias y fallas en las cuentas. Estos errores no pueden entenderse como fraude, pero sí como una gran aportación a la lentitud y a la desconfianza electorales y como un pésimo ejercicio de conteo, que se debe repetir en un amplio porcentaje. ¡Anoche anunciaban que hasta el domingo podríamos conocer un resultado definitivo en Monterrey!

Se nos hace tarde para probar en serio nuevas tecnologías. La votación electrónica no se ha discutido suficientemente porque se argumenta que no garantiza la confianza ciudadana, que habría hackeos y que, en realidad, nada electrónico que sea del gobierno ha funcionado bien.

Sí es así, estamos ante un callejón sin salida: el voto en papel tampoco resuelve. Y cada vez menos.

La tarea no es fácil, pero hay que hacerla. Mientras, un baño, por favor.

luis.petersen@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.