• Regístrate
Estás leyendo: Sobre Monterrey VI o como se llame
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 02:03 Hoy

Columna de Luis Petersen Farah

Sobre Monterrey VI o como se llame

Luis Petersen Farah

Publicidad
Publicidad

Cuidado: ahora resulta que defender el Proyecto Monterrey VI es defender la corrupción, defender al anterior gobierno o defender a constructoras innombrables. El asunto no sólo se ha politizado. Desgraciadamente se ha fanatizado.

Uno se pregunta si es demasiado pedir que se hagan las distinciones elementales. Porque no es lo mismo el tema técnico que el tema financiero; tampoco el tema legal ni el tema operativo de quién se queda con el contrato.

El discurso del gobernador Rodríguez Calderón parece irse suavizando respecto de Monterrey VI. La semana pasada insistió en que se necesitaba el agua. Y ayer convocó a los miembros del Fondo de Agua Metropolitano y del Consejo Nuevo León a acordar un proyecto para "traer agua de fuera". Y a ponerle otro nombre al niño, pues el de Monterrey VI evoca demasiadas pugnas.

Qué bueno. Supongo que "traer agua de fuera" significa "del Pánuco", porque es de ahí donde ya existe una concesión nacional de agua. Y porque hasta ahora, como proyecto técnico, Monterrey VI, o como se llame, no tiene rival. Ningún otro ha llegado más allá de un sueño guajiro: que si la presa del Cuchillo, sólo añadiéndole otro tubo; que si la supresión de fugas en la red urbana, que si traer el agua que le pertenece legalmente a otros, que si extraerla de profundidades mayores... ninguno. Y si alguien inventó que no hace falta el agua en Nuevo León y su zona metropolitana, bueno, ése debería hacerse responsable de sus aseveraciones.

El ángulo financiero en este caso es más que complicado. Monterrey VI, o como se llame, cuesta 14 mil millones. Por lo menos eso ya lo reconoció el gobernador el jueves pasado en el DF. Porque antes le había dado por confundir el costo de la obra con el costo del financiamiento. Él y muchos otros habían manejado, con la mano en la cintura, que el costo era de 65 mil millones. De nuevo, urgen las distinciones elementales.

Y está claro que el Gobierno del Estado no tiene actualmente esos 14 mil millones. El punto es cómo tenerlos. Por lo pronto es un avance abrir el espacio para "desfanatizar" el agua de nuestro futuro.


luis.petersen@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.