• Regístrate
Estás leyendo: Se desgranan
Comparte esta noticia
Sábado , 23.06.2018 / 05:43 Hoy

Columna de Luis Petersen Farah

Se desgranan

Luis Petersen Farah

Publicidad
Publicidad

Eso de que se desgranen las mazorcas no es novedad. En política, digo. La política es una rueda de la fortuna y siempre ha pasado que los de abajo aprovechan para cambiar de aires y buscar mejores oportunidades.

Pero hay muchas razones para pensar que hay algo nuevo esta vez. El resumen de esta novedad es simple: los partidos tradicionales (y los políticos que los pueblan) han llegado a un grado de deterioro en su imagen que ya no es posible ocultar. Habrá sus excepciones, por supuesto, pero esto es algo parecido a una gran ola que se acercaba lentamente y que ahora revienta.

Este deterioro fue un elemento decisivo para que, por fin, el año pasado se aprobaran las candidaturas independientes, para que se facilitara la entrada de nuevos partidos y la desaparición de viejos parásitos, para que se abriera la puerta a nuevos participantes en el juego electoral, muy en particular las mujeres.

Hay novedades en las mazorcas desgranadas. Una es que comenzó desde antes. Del PRI salió El Bronco, del PAN Fernando Elizondo. El primero trabajó su candidatura a gobernador como independiente y el segundo, con más dudas, por Movimiento Ciudadano. Los dos han resultado contendientes fuertes. Luis David Ortiz se fue del PAN y no ha decidido aún cómo continúa. Tampoco Aldo Fasci, que se fue del PRI hace tres días. Y ayer en la mañana, Enrique Barrios salió del PAN para postularse a Monterrey por el nuevo partido Humanista.

Otra novedad es la razón de salida de los partidos. Los granos separados de la mazorca partidista tienen críticas fundadas a la manera de operar de las organizaciones políticas. No sólo porque se quedaron sin lo que buscaban: sobre todo insisten en que los partidos ya no son un medio de participación, de democratización, de transformación. Las decisiones se toman en mesas lejanas a la militancia y controladas desde los liderazgos. Y cada vez más gente está de acuerdo.

Y también tienen nuevas posibilidades, tanto de aportar algo a la democracia como de lograr buenos resultados en la votación. A estas alturas, los alternativos han mostrado una fuerza que no se esperaba. El Bronco y Elizondo hacen una muy respetable suma. Falta, claro, que haya un acuerdo igualmente respetable.

luis.petersen@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.